AYUNO: limpiar el cuerpo. La experiencia del escritor Vargas LLosa

, , 2 Comments

“Privado de alimentos, esa maravilla de creatividad que es nuestro cuerpo se defiende eliminando aquello que le sobra o lo perjudica, y nutriéndose de todas las reservas que atesora. Ese cambio de metabolismo provocado por el ayuno LIMPIA Y RENUEVA EL ORGANISMO de una manera que es difícil explicar, si no se ha tenido la experiencia. Yo la he vivido ya catorce veces y siempre, luego de los veintiún días sometido a la dieta de agua sin pan, he tenido la sensación de un renacimiento físico”

“Lo importante del ayuno es la DESINTOXICACIÓN Y EL DESCANSO que significa para el organismo, y la lección práctica que de él se deriva, de que una cierta disciplina perfectamente llevadera respecto a ese cuerpo tan usado y abusado en la vida”
Mario Vargas LLosa

Pocas prácticas de salud son tan beneficiosas y más ignoradas y criticadas -desde el desconocimiento- que el ayuno, privarse de alimento durante un tiempo siguiendo unas pautas determinadas.

Sin embargo, el ayuno es un método ancestral de purificación del organismo, ha estado presente en todas las religiones, algunos animales lo realizan para sanarse instintivamente, es alabado por la medicina naturista, se ha estudiado en profundidad y hay numerosos libros al respecto.

En LA COCINA ALTERNATIVA hemos publicado un artículo sobre este tema con la siguiente información:

  1. Claves para poder ayunar
  2. Un tónico para la salud
  3. El ayuno calma la mente
  4. Testimonio del Premio Nobel de Vargas Llosa, ayunador desde hace décadas en una famosa clínica marbellí explicando que el ayuno supone para él un “renacimiento físico” y una mejora interior.

Pero no necesitamos alejarnos del mundo y pagar por ayunar, con la información adecuada y realizándolo correctamente podemos realizar ayunos cortos en nuestra casa y beneficiarnos de este descanso purificador del cuerpo…

Más info

 
Publicidad
 

2 Comentarios

  1. 1 - ana

    24 abril 2012 09:08

    Ayunar me parece una barbaridad innecesaria. Al que come limpio, sin meterse mierda dentro, no le hace falta “purificarse”…
    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado