Coser para los más pequeños es fácil

, , 1 Comment

“Tras unos meses de embarazo, y después de visitar varias tiendas de artículos para bebés, me di cuenta de que no hay muchas cosas especialmente originales o atractivas para las personas a las que no nos gusta el rosa o el azul celeste, ni encontrar lazos y patitos por todas partes. De acuerdo, hay bonitos mitones, vestiditos y bolsas para cambiar de pañales que realmente están muy bien, pero cuestan un riñón y parte del otro y yo no podía gastar tanto en algo que tan sólo utilizaría durante unos meses. Por eso se me ocurrió que algunas de las cosas que necesitaba para el bebé LAS PODÍA HACER YO MISMA. Me di cuenta de que no sólo me ahorraría dinero sino que además quedaría más satisfecha si las confeccionaba yo misma, porque serían artículos únicos e irrepetibles”
Lotta Jansdotter

Cubrepañales, baberos, ropa, gorritos y bufandas, arrullos, sonajeros blanditos, mantas de juego, cambiadores, muñecos y mucho más es lo podemos encontrar en el libro “Coser para los peaqueños es fácil: 24 sencillos proyectos para recién nacidos y bebés” de la mamá y diseñadora sueca afincada en San Francisco Lotta Jansdotter.

El libro es muy práctico e incluye bellas fotografías, instrucciones paso a paso e ilustracciones, patrones y plantillas.

Es un hecho que el mundo de la costura, las labores, el handmadre y el craft han resucitado, y sea por disfrutar, por economizar, por la calidad de los tejidos o por la originalidad y exclusividad de nuestros propios diseños, cada vez más madres quieren aprender a confeccionar ropa y accesorios para sus hijos.

Ya vimos el libro con plantillas para coser muñecas de lactancia y parto y ahora divulgamos este manual porque tiene mucho potencial para desarrollar la creatividad familiar.

Coser para los pequeños es fácil” se vende online y en issuu podemos acceder a 38 páginas. Abajo leemos la introducción y objetivos de la autora:

 

 Cuando me quedé embarazada de mi hijo August me alegré muchísimo, por supuesto. Me alegré de poder vivir la experiencia del embarazo y de la maternidad, pero también sentí una increíble sensación de vértigo ante todos aquellas cosas para bebés que «podría» comprar a partir de entonces.

Tras unos meses de embarazo, y después de visitar varias tiendas de artículos para bebés, me di cuenta de que no hay muchas cosas especialmente originales o atractivas para las personas a las que no nos gusta el rosa o el azul celeste, ni encontrar lazos y patitos por todas partes. De acuerdo, hay bonitos mitones, vestiditos y bolsas para cambiar de pañales que realmente están muy bien, pero cuestan un riñón y parte del otro y yo no podía gastar tanto en algo que tan sólo utilizaría durante unos meses. Por eso se me ocurrió que algunas de las cosas que necesitaba para el bebé las podía hacer yo misma. Me di cuenta de que no sólo me ahorraría dinero sino que además quedaría más satisfecha si las confeccionaba yo misma, porque serían artículos únicos e irrepetibles.

Dado que no tenía ni idea de cómo hacerlo, me dediqué a visitar varias tiendas e investigar en Internet con la esperanza de encontrar libros que me ayudaran e inspiraran. No sabía qué necesita un bebé ni por qué: si los corchetes de presión eran mejores que las cremalleras, las tallas que corresponden a cada edad, etcétera. Finalmente encontré algunos sitios Web interesantes y, gracias a algunos amigos que ya tenían hijos más creciditos, hice una lista con las cosas que me harían falta. ¡Me pareció tan larga! ¿Hasta qué punto necesitaría realmente lo que estaba en la lista?

Cosí un par de baberos y una mantita y nos hicieron algunos regalos preciosos para nuestro futuro príncipe. Unos meses más tarde llegó el momento de recibir al nuevo miembro de la familia.

Mientras escribo esto ha pasado ya más de un año desde que nació mi hijo, y desde entonces no hemos parado ni un momento; es agotador, pero también extraordinariamente maravilloso. También tengo un año más de experiencia en el mundo de los artículos para bebés. Es impresionante (y también un poco deprimente) lo mucho que puede dar de sí hablar de cochecitos de paseo, de los diferentes tipos de cambiadores y de la manera más correcta de elegir el calzado para el bebé.

Ahora sé que hay muchas cosas prescindibles en la lista de lo que se supone que hay que comprar. Un bebé tiene unas necesidades muy básicas y no necesita un montón de chismes absurdos. Es muy fácil dejarse llevar y empezar a comprar artículos para el cuidado del bebé a troche y moche, pero yo hice cuanto pude por resistirme a ello.

Dicho esto: algo de parafernalia también es útil, y realmente algunas cosas sí que son necesarias para el bebé. Además, hay artículos que contribuyen a que todo resulte más divertido y grato. Pero aún me resulta difícil encontrar libros creativos e interesantes de verdad que muestren cómo hacer todas esas cosas para los bebés y me sorprende, puesto que el mercado de accesorios se expanden sin cesar.

Por eso me pareció que es natural empezar a planificar un libro de costura pensando en todos esos artículos para bebé, además ya contaba con muchas ideas y más conocimiento de causa sobre lo que es verdaderamente útil (¡y divertido!) para la primera infancia. (…)

En este libro, Coser para los más pequeños es fácil, me propongo un objetivo parecido: conservar la simplicidad. He incluido sugerencias para proyectos muy sencillos, muchos de los cuales pueden llevarse a cabo en unas horas o en una tarde de domingo. También he recopilado proyectos que me parecieron de lo más práctico. (Por ejemplo, todos los padres y madres sin excepción necesitan cambiadores si tienen previsto salir de casa con sus bebés durante los primeros dos años.) Y otros proyectoslos he incluido simplemente porque son bonitos y divertidos, como los sujetalibros (página 101) y el sonajero blandito (página 63).

Os animo a todos y a todas, futuros papás, mamás, abuelas, tíos, etc. a que personalicéis estos proyectos con telas de vuestra elección. Hay tejidos fabulosos en el mercado y pueden adquirirse fácilmente en tiendas online. Apostad por los estampados, los colores atrevidos y los motivos divertidos. Sed creativos con los stencils y las impresiones con patata. ¡Rebelaos contra todos esos rosas y celestes del mundo de los bebés!

Lotta Jansdotter

 

VENTA ONLINE de “Coser para los pequeños es fácil”

En El Blog Alternativo: Entrevista a la artesana alternativa, cosmopolita y experta en simplicidad Jo
En El Blog Alternativo: Pañale y compresas de tela y originales. Entrevista
En El Blog Alternativo: ¡HAZLO TU MISMO! ¿necesitamos comprar todos los objetos que usamos en el día a día?
En El Blog Alternativo: Cómo hacer tu propio portameriendas
En El Blog Alternativo: Cómo hacer un bolso con una camiseta vieja

 

 

 

 
Publicidad
 

Una Respuesta

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado