OPTIMISMO GLOBAL: 100 argumentos en contra de los pesimistas y a favor de la felicidad, de Eduard Biosca

, , 2 Comments

“El optimismo global, a diferencia del optimismo “particular”, no tiene una visión positiva de algo concreto o de nuestra vida sino del futuro del ser humano en general.

Se trata de una constatación: hasta ahora la evolución del mundo y del ser humano ha sido siempre positiva. Es decir, cada vez vivimos en un mundo mejor.

El optimista cree en sí mismo.
El optimista global cree en el ser humano”
Eduard Biosca

“Optimismo Global” es un libro escrito por el humorista y actor Eduard Biosca. En él nos ofrece un punto de vista diferente, como mínimo, sobre el optimismo. Digo “diferente” porque éste libro suscita una reacción curiosa en el lector: hace cambiar de opinión, cosa difícil para un pesimista…

La estructura del libro es sencilla: nos presenta un enunciado que consiste en una “FPT” , término que Biosca ha acuñado para describir las Frases Típicas de Pesimista (en el libro hay un total de 100). A continuación, nos detalla toda una serie de argumentos que desmontan la frase.
Hasta aquí, claro y conciso.

Pero ay… las sensaciones internas son curiosas. Uno se prepara para hacer un ejercicio eminentemente intelectual. Pero no… Pues en un principio, uno se identifica con la FTP en cuestión. Y a continuación, los argumentos optimistas hacen que esa sensación se vaya difuminando y se convierta en un acercamiento, incluso un total acuerdo con ellos. Y te quedas desmontado. Todo, en un espacio máximo de 2 páginas.

Esa estructura da un soporte tremendo al libro, justificando y refrendando el motivo por el cual fue escrito. Biosca, con su estilo desenfadado, divertido, simple y directo, destapa la caja del pesimismo que tenemos guardada en nuestro interior y de la que desconocíamos su existencia.

Y es ahí donde el autor da en el clavo: entre risas, te das cuenta de lo negativos y oscuros que podemos llegar a ser, posiblemente por lo mal educados que estamos al respecto. Y lo fácil que es re argumentar a favor, des del realismo y la objetividad. Y el humor.

Ahora mismo iba a escribir: “con esa reacción te das cuenta que el ser humano, por naturaleza, tiende a ser pesimista y negativo”. Pero entonces, con la lección aprendida, yo mismo me he respondido: “eso es falso: si Martin Luther King, por ejemplo, hubiese sido pesimista, no hubiera intentado cambiar las cosas” (p.12 del libro). Vaya, ¡me he convertido al Optimismo Global!

Todo lo emocional que provoca el libro deja un buen sabor, pues al acabar de leerlo uno se encuentra mejor, nota que “vibra” que más alto. El pesimismo, efectivamente, es una vibración de baja intensidad. Nos hace sentir mal, tristes, sin esperanza, sin ilusión. El optimismo vibra más alto y nos acerca más a lo que cada uno pueda entender como “felicidad”.

Oscar Wilde dijo: “Si quieres decir la verdad a la gente, hazlos reír.” Entre risas, Biosca destapa a tu pesimista interior para luego asestarle un directo y dejarlo KO. Ese directo es tan suave y divertido que no te puedes negar a él, ni siquiera defenderte. Seguidamente, te presenta a tu propio optimista global. El gran logro de este libro es que consigue que te replantees cómo ves ciertas cosas y que postura has estado tomando respecto a ellas.

Ciertamente existen formas terapéuticas que, sin tener la intención de serlo cuando fueron creadas, son mucho más efectivas que otras consideradas de alto copete. Las creaciones artísticas, como no, siempre llegan más allá que de lo que sus creadores llegaron a imaginar.

Pondremos un ejemplo del libro, resumido:

FTP: “Hoy en día en el mundo se está imponiendo un pensamiento único”
Posible pensamiento del lector: “Es verdad, todo se globaliza, la economía la controlan los poderosos y cada vez somos menos sobreranos”.
Optimista Global: “Hay que ser muy pesimista para considerar negativo algo que muy probablemente sea uno de los hechos más positivos de la historia de la humanidad: por fin los países, las naciones, las patrias y las banderas ¡tienden a perder fuerza! Y lo que aflora poco a poco es el individuo y el concepto de un único y gran país: ¡el mundo!”

Poco a poco el libro te ablanda y te presta su propia filosofía. Entiendes tu pesimismo, pero no te enfadas por él. Te ríes de él. Ves lo ridículo que se puede llegar a ser pensando siempre con el “NO” o el “ES IMPOSIBLE”.

Seguramente a muchos de nosotros nos hicieron “pupa” en nuestra infancia y juventud, justo cuando hacíamos gala de un optimismo con respecto al futuro, el personal y el colectivo, a través de ideas y aspiraciones que fueron convertidas a migajas por algún pesimista.

Recuerdo que una vez me dijeron que me parecía al niño del chiste del caballo. No conocía dicho chiste. Asi que me lo contaron:

“Erase una vez tres hermanos. El padre les pidió que escribieran la carta para los Reyes Magos. Se pusieron a ello:
El hermano mayor pidió un patín. El mediano una bicicleta. Y el menor pidió un caballo.
La mañana del día de Reyes, los tres hermanos se levantaron temprano. El mayor vio su patín y dijo ‘Ah sí, el patín’. El mediano vio su bicicleta y dijo ‘ah sí, la bicicleta. Y el menor vio una caja con una gran caca dentro, y dijo ‘me han traído un caballo, y tiene que estar por aquí cerca porque se ha hecho caca en esta caja’.

Me hicieron sentir mal, como un tonto. Todo, por contradecir a un pesimista.

La falta de ilusión y metas conduce al pesimismo. “Optimismo Global” te reconvierte al optimismo, e incita al debate interno sobre nuestra actitud ante todo y la propia postura respecto a la vida.

Más información de Eduard Biosca: Web Oficial, entrevista en La Contra de La Vanguardia
Venta online: Casa del Libro
En El Blog Alternativo: Artículos sobre el OPTIMISMO

 


www.elecualizador.com
En Twitter: @elecualizador7
En Facebook: El Ecualizador

 

 
Publicidad
 

2 Comentarios

  1. 1 - Desarrollo Personal

    5 marzo 2014 18:08

    Tenemos miles de razones para creer en el ser humano y por lo tanto en un futuro mucho mejor, las tareas intensas que realizan millones de personas para vivir en un mundo mejor destacan muy por encima de aquella minoría que genera problemas. Así que yo espero un mundo fantástico y mejor en el futuro.
    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado