Limpiando los establos de Augías: 11º trabajo de Hércules

, , Leave a comment

“El objetivo del 11º  trabajo es ayudar en la purificación del mundo por la recta dirección de las fuerzas de la Vida –los ríos-. Lo primero que hace Hércules para poder limpiar los establos es derrocar las paredes de los establos para que el agua entrara a purificar. Esto está ocurriendo actualmente, en el inicio de la Era de Acuario: se están derrumbando los controles que mantienen la fetidez de nuestro mundo caduco… ¡¡es nuestra crisis!! ¡¡HAY QUE LIMPIAR LA TIERRA!! (…) Nuestro mundo está contaminado por mil cosas, como en el reino de Augías … ¡los establos no se han limpiado desde hace siglos!”
Eva Monferrer

El úndecimo trabajo de Hércules encaja muy bien con la realidad actual. A él le mandan limpiar un reino fétido y unos establos y nuestra sociedad también está en proceso de purificación a todos los niveles, pero en vez de un héroe en concreto somos los seres humanos con conciencia quienes estamos haciendo de barrenderos. Y ni a Hércules ni a nosotros nos van a dar una medalla porque de eso se trata ser “un servidor del mundo“.

Además, esta prueba corresponde al signo de Acuario, era en la que estamos inmersos.

Y estas son las enseñanzas del penúltimo tramo del camino:

1. EL MITO

Dentro del lugar de paz, el Maestro emitía el resplandor de su elevado pensamiento. “La llama única debe alumbrar a las otras cuarenta y nueve”. “Habiendo encendido su propia lámpara, Hércules ahora puede traer la luz a los otros”.

“Once veces ha girado la Rueda, y ahora tú estás delante de otro portal. Por largo tiempo tú has perseguido la luz que vacilaba primero inciertamente, que después crecía hasta ser un faro firme, y que ahora brilla para ti como un sol en llamas. Vuelve ahora tu espalda a la claridad; vuelve sobre tus pasos; regresa hacia aquellos para los que la luz no es sino un punto transitorio, y ayúdanos a hacerla crecer. Dirige tus pasos hacia Augías, cuyo reino debe ser purificado de antiguos males”.

Así Hércules salió por el onceavo portal en busca de Augías, el rey.

Cuando Hércules se aproximó al reino donde Augías era el soberano, un horrible hedor que hacía desfallecer y debilitaba todas las fuerzas, asaltó su
nariz.

Se enteró de que durante años, el rey Augías no había hecho quitar el estiércol que su ganado dejaba dentro de los establos reales.También las praderas estaban tan llenas de estiércol que ninguna siembra podía crecer. En consecuencia, la pestilencia estaba recorriendo la región, haciendo estragos en las vidas humanas.

Hacia el palacio fue entonces Hércules y buscó a Augías para decirle que había venido para limpiarle los establos, pero el rey mostró desconfianza e
incredulidad.

“¿Dices que harás esta enorme labor sin recompensa?”, manifestó suspicazmente el rey. No tengo fe en aquellos que hacen tales alardes. Algún artero plan has tramado, oh Hercules! Para arrebatarme el trono. Yo no he oído de hombres que busquen salvar al mundo sin una recompensa.

En este momento, sin embargo, le daría la bienvenida a cualquier necio que buscara ayudar. Pero debemos cerrar un trato para que yo no sea reprendido como un rey tonto: si tu, en un solo día, haces lo que has prometido, una décima parte de mi gran rebaño de ganado será tuya; pero si fracasas, tu vida y tu fortuna estarán en mis manos. Naturalmente, yo no pienso que puedas cumplir tu bravata, pero trata de hacerlo como puedas”.

Hércules entonces dejó al rey. Él erró por el desolado lugar, y vió una carreta con muertos apilados, las víctimas de la pestilencia.

Dos ríos, observó Hércules, el Alfeo y el Peneo, corrían tranquilamente cerca de allí. Sentado en las riberas de uno de ellos, la respuesta a su problema relampagueó en su mente.

Con grandes esfuerzos él logró desviar ambas corrientes de agua, y el Alfeo y el Peneo vertieron sus cauces a través de los establos llenos de estiércol del rey Augías. Los impetuosos torrentes barrieron la inmundicia largamente acumulada.

El reino fue purificado de su fétida lobreguez. En un solo día había realizado la tarea imposible.

Cuando Hércules, completamente satisfecho con el resultado, regresó donde estaba Augías, éste frunció el ceño: “¡Tú has tenido éxito por medio de un ardid!” –dijo lleno de ira-. “Los ríos hicieron el trabajo, no tú. Fue una artimaña para apoderarte de mi ganado, una conspiración contra mi trono. No tendrás la recompensa. Vete, retírate de aquí antes de que reduzca tu estatura en una cabeza”.

Así desterró a Hércules el encolerizado rey, y le dijo que nunca más pusiera su pié en su reino, so pena de una muerte súbita.

Habiendo realizado la tarea signada, el hijo del hombre que también era el Hijo de Dios, volvió a aquél de quién había venido.

“Te has vuelto un Servidor del Mundo” –dijo el Maestro cuendo Hércules se acercó. “Tú has progresado retrocediendo; has llegado a la casa de la Luz por otro sendero; tú has empleado tu Luz para que pueda brillar la Luz de los otros. La joya que otorga el undécimo Trabajo es tuya para siempre”.

El Tibetano

2. SIMBOLOGÍA DEL UNDÉCIMO TRABAJO

2. 1. El SIGNO DE ACUARIO

Cada Era Astrológica tiene su gran lección implícita, siempre a favor del desarrollo de la consciencia de la humanidad.

  • Durante la Era de Tauro, el hombre tuvo que enfrentar su naturaleza animal, su deseo irrefrenable, por encima de todas las cosas.
  • Durante la Era de Aries, el Carnero, se mostró que el “sacrificio” de la naturaleza animal en el hombre tenía más sentido que la lucha contra ella.
  • La Era de Piscis, los Peces, nos ha aclarado que somos una dualidad: Alma y Cuerpo. Cristo nos enseñó la Gloria de lograr unir ambas naturalezas.
  • La Era de Acuario tratará de mostrarnos cómo ser el Alma, a través de la purificación, y no el ser humano: el Alma estará al frente de la consciencia, no el ego, estaremos enfocados en el Reino Espiritual.

Leo completa el Eje de Acuario. Leo es el Signo del indivíduo que se ha hecho consciente de sí mismo como Alma.

En Acuario, el hombre se ha convertido en un Maestro Servidor, ¡¡ha aprendido a servir!! Puede ser un Maestro porque ha aprendido a servir, y puede servir porque es un Maestro.

Tras encender en sí mismo su propia lámpara, Hércules debe llevar ahora la Luz al Mundo, a los demás seres humanos, de aquellos que caminan entre tinieblas, aquellos que no encendieron su propia lámpara.

Sea cual sea la tarea de servicio, lo importante es el grado de amor depositado en ella. Una vez realizada, hay que dejarla estar: el resultado no pertenece a este Servidor del Mundo.

2.2. LAS MARCAS DE PUREZA DE UN BUEN SERVIDOR DEL MUNDO:

  1. Servicio Desinteresado: No para liberarnos de la rueda de encarnaciones, sino porque nuestra consciencia no está ya auto-centrada. No estamos interesados en nosotros mismos, sino en las aflicciones de nuestro prójimo, y, por ello, le ayudamos sin esfuerzo.
  2. Trabajo de Grupo: Trabajar en Grupo es permanecer solo en lo relativo a los propios asuntos de uno mismo, y participar con humildad en cualquier tema de servicio al género humano. Durante la Era de Acuario, la comunicación entre los miembros del grupo será a través de la mente, porque sus miembros estarán perfectamente unidos.
  3. Auto Sacrificio: Se trata de hacer “puro el yo pequeño, el ego”. Así el “yo” del grupo es puro también.

Tras escalar la Montaña de Capricornio, bajar a los Infiernos, vencer a la Hidra… ¡¡a Hércules le toca limpiar unos establos de un rey muy marrano!! Menudo “anti-climax”. No hace un gran Trabajo para el Mundo… limpia establos.

El objetivo de este Trabajo es ayudar en la purificación del mundo por la recta dirección de las fuerzas de la Vida –los ríos- a través de él.

Estos son los cambios que experimentará el mundo durante la primera mitad del siglo XXI:

“Un nuevo mandamiento Yo os doy: Que os améis los unos a los otros”. El undécimo Mandamiento, el undécimo Signo, el undécimo de Trabajo de Hércules. Cristo preparó el Camino para su tarea posterior: vivir entre los hombres, cuando la Ley del Amor prevalezca entre nosotros.

Lo primero que hace Hércules para poder limpiar los establos es derrocar las paredes de los establos para que el agua entrara a purificar.

Esto está ocurriendo actualmente, en el inicio de la Era de Acuario: se están derrumbando los controles que mantienen la fetidez de nuestro mundo caduco… ¡¡es nuestra crisis!! ¡¡Hay que limpiar la Tierra!!

Destruir los prejuicios individualistas y pensar en términos de totalidad, de humanidad, de unidad… Esto es Acuario. ¡¡Seamos realmente humanos antes de tratar de ser superhumanos!!

Nuestro mundo está contaminado por mil cosas, como en el reino de Augías … ¡los establos no se han limpiado desde hace siglos!

Hoy, el “Grupo de Servidores del Mundo” -aún sin saber que lo es-, está moviendo la energía –canalizándola- de Cielo a Tierra, para que lo superhumano, la intervención divina necesaria para limpiar el mundo, se realice a través de lo humano. Y que así sea.

 

*Eva Monferrer es experta en Sabiduría Perenne, desde hace más de 20 años, difunde estas enseñanzas a través de clases y talleres presenciales en su escuela de Barcelona (Escuela de Estudios Evolutivos “Indra”), clases online y sus libros que están disponibles en bubok, impresos y en pdf. Ya ha publicado siete de su serie “La Evolución de la Consciencia. Psicología del Alma”.

Eva deja que su obra hable por ella, enseña con su propia autoridad y aúna los mensajes ancestrales, que siempre han estado al alcance de las personas interesadas en ellos, con las explicaciones más modernas de la Física Cuántica, la Psicología Transpersonal y otras disciplinas, transmitiéndolos con un lenguaje cercano y comprensible a quienes buscan respuestas y quieren vivir más conscientemente.

Sitio oficial: Escuela Indra

VENTA ONLINE de libros de la autora en papel o pdf
MAIL: info@escuelaindra.com

En El Blog Alternativo: LOS 12 TRABAJOS DE HÉRCULES

En El Blog Alternativo: La Bella y la Bestia: enseñanzas perennes sobre la transformación alquímica del ser humano
En El Blog Alternativo: Más allá de la Vida, un ensayo sobre la existencia y realidad del Alma
En El Blog Alternativo: Las crisis como aliadas de nuestro crecimiento

En El Blog Alternativo: Artículos sobre Eva Monferrer

Otros artículos de SABIDURÍA PERENNE

 
Publicidad
 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado