Tecnología y felicidad. Los lunes Felices

, , 2 Comments

Tecnología y felicidad

Cuando yo era más joven (no hace tanto de eso) los móviles eran aparatosos y caros, los ordenadores personales tenían mucha menos potencia que un smartphone, internet iba a 56K y no usábamos el correo continuamente. En unos pocos años los cambios, tanto en casa como en el trabajo, han sido brutales. Se supone que todos esos avances tecnológicos iban a servir para facilitarnos las cosas y subir un grado nuestra felicidad. Pero, ¿ha sido así? pues depende de cada uno.

La tecnología, como casi todo en esta vida, no es bueno o malo en sí, sino que es el uso que hagamos lo que determina que sea beneficioso o… todo lo contrario. El correo electrónico es una forma maravillosa de comunicación pero si no ponemos límites nos convertiremos en esclavos de él.

No sin mi Smartphone

Hace no tantos años no existían los móviles y el mundo giraba. Ahora si no vas a la esquina con tu Smartphone (=móvil de última generación y que, menos cocinar, hace de todo) estás perdido y ya no eres nadie. El móvil, por ejemplo, da seguridad en los viajes, sabemos que podemos llamar a la grua si el coche nos deja tirados en la carretera. Lo que ya no me hace tan feliz es que me encuentre a un viejo amigo en el tren y que no pueda conversar con él porque está pegado al móvil.

Correo electrónico Non-Stop

El correo electrónico tiene dos caras: la que hace feliz y la que esclaviza:

Me gusta el invento del correo electrónico porque me hace la vida más fácil y eso ayuda a la felicidad:

  • Envío el mensaje aunque mi interlocutor esté ausente u ocupado. Recuerdo aquellas esperas interminables al teléfono para poder resolver algún tema.
  • De todo queda constancia por escrito, algo muy bueno para mi mala memoria y que me permite desconectar porque tengo la tranquilidad de que todo está apuntado.

Por otro lado el mail quiere escalvizarme y poco a poco voy a conseguir que no sea así. ¿Eres de los que siempre tienes abierto el Gmail o similares? ¿tienes instalado un programita que te avisa cada vez que llega un nuevo correo? ¿consultas la bandeja de entrada unas cuantas veces cada hora? Te recomiendo que dejes de hacer todo esto.

Consulta el correo solo dos o tres veces al día y el resto del tiempo olvídate de él. Al principio te puede parecer algo descabellado pero sea cual sea tu trabajo no hay nada que no pueda esperar unas horas. En seguida comprobarás que tu jornada es mucho más productiva y te sobrará tiempo para ti (¡Ojo! no lo utilices para trabajar más)

Cambiar tu actitud frente al correo electrónico es casi tan dificil como dejar de fumar pero vale la pena intentarlo.

Internet, blogs y foros

Navegar por internet es una excelente herramienta para buscar información, comunicarse, comprar más barato o disfrutar con unos vídeos. Todo perfecto siempre y cuando no sea internet el que tome el rumbo de tu vida.

Facebook, Twitter y otras redes sociales

Debo confesar que no soy un superfan de la redes sociales, prefiero socializar tomando un café en lugar de hacerlo a través del portátil, la tablet o el smartphone. Conozco a personas que están muy contentas subiendo fotos al “Face” o twitteando a cada momento. Y volvemos a lo de siempre, todo en su justa medida. No uses las redes sociales más allá de lo que te haga feliz. No hagas que sean dueñas de tu vida o que no te dejen tiempo para descubrir y disfrutar de otras cosas.

Jugando con la maquinita

De vez en cuando juego con mi hijo a Farmerama o a ZooMumba y la verdad es que pasamos un rato muy divertido. Pero resulta que a veces él se sienta a disfrutar con otros juegos y veo que va pasando de estar contento al cabreo. Y todo porque no pasa de nivel tan rápido como él quiere. Yo siempre le digo que jugar a la maquinita sirve para pasarlo bien durante un rato y que cuando nos empieza a disgustar ha llegado el momento de dejarlo.

Todos Los lunes Felices

101 pasos hacia la felicidadArtículo escrito por Angel González, autor del eBook “101 pasos hacia la felicidad” y la serie los lunes Felices en El Blog Alternativo.

 
Publicidad
 

2 Comentarios

  1. 1 - Alegrarme

    22 noviembre 2012 12:18

    A mi lo que me hizo y me hace feliz internet es que tienes el mundo en tus manos… la información me hizo, me ha hecho y me hace feliz tener accesible multitud de cosas que me aportan mucho.
    Gracias!!!
    Responder
  2. 2 - Victor Chertkov

    27 diciembre 2012 00:57

    La verdad es que internet efectivamente proporciona ese caudal cuasi infinito de tema y lecturas d diversiones de todo tipo. Vamos a marcha agigantada hacia el mundo interconectado y estamos ahora en las mismas puertas del cambio que se avecina.

    Los pequeños ya no conciben su existencia sin los chismes electrónicos. Y la sensación que tengo es que los hijos de nuestros hijos darán un salto tan grande en este sentido que ni sus padres podrán con ellos en esa competición.

    La pena es que no sabemos hacia donde nos llevará ese salto.

    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado