El Espantapájaros: Arquetipos en El Mago de Oz -2-

, , 2 Comments

scarecrow_oz

“Debe de ser muy incómodo eso de estar hecho de carne y hueso
-dijo el Espantapájaros con aire pensativo-,

ya que hay que comer, beber y dormir.Sin embargo, tenéis cerebro
y cualquier incomodidad vale la pena si uno es capaz de pensar como es debido”

El Espantapájaros en el capítulo 5 de El Mago de Oz,
“El rescate del El Leñador de Hojalata”

Imagen de previsualización de YouTube

El Espantapájaros representa al arquetipo del cuerpo mental del ser humano, en proceso de evolución.
Entendemos como cuerpo mental las capacidades intelectuales, el discernimiento, la capacidad de resolver problemas, el raciocinio, la fragmentación de la realidad mediante el análisis y posteriormente la síntesis… también la imaginación, el talento, la creatividad, el pensamiento lateral, aunque estas últimas contienen algo más de emocionalidad al estar regidas por el hemisferio derecho del cerebro.

En El Mago de Oz, el Espantapájaros representa el arquetipo de la mente en desarrollo. ¿Qué le sucede al pobre Espantapájaros que, como a su compañero el Hombre de Hojalata, no le permite sentirse feliz y realizado?

Nuestro personaje es descubierto por Dorothy clavado en su estaca, en medio de un maizal. Justo lo que le pasa al Hombre de Hojalata, pues lleva un año estático dentro del bosque, quieto en la misma posición, hasta que Dorothy y el Espantapájaros le encuentran; al igual que su futuro compañero, se encuentra quieto y sin movimiento, cosa que simboliza su falta de desarrollo. Desea un cerebro para poder pensar, pues está relleno de paja.

Esa escena de la película y del libro nos da varias claves sobre su uso de la mente.

En la película El Espantapájaros es capaz de proponer diferentes opciones a Dorothy sobre qué camino tomar. A cada respuesta de la niña, él da nuevas alternativas. En cambio, no es capaz de determinar cuál es la adecuada ni discernir sobre ello.

Eso es muy propio del cuerpo mental: capaz de usar la lógica de una manera excelente pero en cambio, debido a su frialdad, incapaz de tomar decisiones excepto cuando alcanza cierto grado de desarrollo y sabe cuál es la opción correcta para solucionar el problema. Ahí recaería la inteligencia emocional, por ejemplo. La primera capacidad, del hemisferio izquierdo. La segunda, del derecho. Su uso conjunto conllevaría a un pensamiento global, más allá de la intelectualidad.

La lógica y la acumulación de información, tan valoradas en la sociedad actual, son buenos elementos para separar y analizar la realidad. En cambio, por su frialdad no son la mejor herramienta para discernir o tomar decisiones. Si por algo se ha caracterizado el ser humano es por hechos justificados mediante la lógica y el intelecto, y altamente criticables desde el punto de vista de la ética. Otra vez, la frialdad del hemisferio izquierdo -las herramientas- y la calidez del derecho -el contenido-.

El Espantapájaros le dice a la niña que no tiene cerebro, y por ello no sabe decidir. ¿Y cómo es posible que pueda hablar? Dorothy se pregunta a sí misma, con mucha astucia, ese extremo… Él mismo le responde “no lo sé, pero hay mucha gente sin cerebro que habla mucho, ¿no crees?”
El lenguaje es una parte muy importante de la expresión intelectual, pero saber hablar no te hace inteligente. La mente es capaz de crear engaño, y uno de sus modos más habituales es mediante la palabra. Es decir, un alto dominio del lenguaje no determina un gran desarrollo mental, más bien lo haría el cómo se usa esa capacidad. Seguimos con el uso conjunto de los hemisferios cerebrales: palabras+contenido; qué y como.

Imagen de previsualización de YouTube

Cuando Dorothy lo libera de la estaca, y simbólicamente le empuja a ir más allá, su comportamiento es confuso, sin dirección, y casi sin criterio. Un cuerpo mental sin orden y sin visión global se vuelve así, vaga de un sitio a otro, cambia de idea según sopla el viento y le es muy difícil tomar decisiones. Aunque ve muy bien todas las opciones, tiende a generar más y más, superficialmente, y sin profundizar.

El hecho de estar relleno de paja, material muy liviano, nos lleva al elemento aire, justo el elemento que Jung definió para la función Pensamiento. Eso le hace volátil, poco pesado, no necesita comer ni beber, ni dormir… a menudo la mente vive en un estado propio, se autoalimenta. En el momento que la inteligencia toma dimensiones más amplias, el uso del pensamiento acelerado y autosuficiente, el uso desmesurado de la lógica y las ideas recurrentes se ralentiza para pasar a un estado más equilibrado en el que la mente provee las herramientas y las ideas, el discernimiento y una visión global.

Con ello, se logra un pensamiento holístico, sin juicio ni análisis desmesurado y tampoco con un relativismo y ingenuidad excesivos. Desgranamos, analizamos, estudiamos, y posteriormente sintetizamos, calibramos y decidimos.

En El Blog Alternativo: El Mago de Oz
En El Blog Alternativo: El Hombre de Hojalata: Arquetipos en El Mago de Oz -1-

Carles Pérez
Astrólogo, Terapeuta Transpersonal, Morfopsicólogo y Formador en Being The One
Encuéntranos en Facebook, y en Twitter
Sol WEB

 
Publicidad
 

2 Comentarios

  1. 1 - Ramona Monedero Martinez

    23 octubre 2014 06:44

    Nunca puedo leer este blog debido a la publicidad que tapa toda la pantalla de mi movil y no permite cerrar las ventanas
    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado