Por la calle de después o porqué no aplazar las acciones

, , Leave a comment

reloj posponer

“La mente humana es poderosa y, en palabras del poeta Milton, puede hacer del cielo un infierno y del infierno un cielo. Sin embargo, los deseos y sueños, pensados, visualizados y afirmados, a nivel mental, solo se harán realidad si hay acción; si nos ponemos MANOS A LA OBRA, nos levantamos del sofá, apagamos pronto la TV o el PC y  hacemos todo lo necesario y que esté en nuestro ámbito de influencia para que se materialicen en nuestra vida
Ana Novo

Nadie va a hacer lo que nos toca a cada uno, ni se va a hacer solo por mucha pereza que nos de. Ana Novo nos anima a pasar a la acción ahora…

“Por la calle de después se llega a la plaza de nunca”. Ingeniosa y verdadera frase de mi paisano el escritor jesuita Luis Coloma en la que, en gráficas y entendibles palabras, resume toda la teoría de la procrastinación.

En sus tiempos es más que probable que ni existiera palabra de tan difícil pronunciación, al menos para un andaluz y jerezano, pero lo que si había, por ser tan antiguo como la humanidad, es el perjudicial hábito de aplazar y postergar acciones, decisiones, tareas o deberes que más nos convendría acometer cuanto antes.

Creo y defiendo que el ser humano, en cuanto parte de la Inteligencia y Poder Universal tiene energía creativa para atraer a su realidad lo que, consciente o inconscientemente, elige a través de sus pensamientos, creencias, palabras, emociones, actitudes y acciones, aunque a veces no encontremos fácilmente las causas que provocan tales efectos, sobre todo cuando los consideramos negativos y perjudiciales a nuestros intereses.

La mente humana es poderosa y, en palabras del poeta Milton, puede hacer del cielo un infierno y del infierno un cielo. Sin embargo, los deseos y sueños, pensados, visualizados y afirmados, a nivel mental, solo se harán realidad si hay acción; si nos ponemos manos a la obra, nos levantamos del sofá, apagamos pronto la TV o el PC y  hacemos todo lo necesario y que esté en nuestro ámbito de influencia para que se materialicen en nuestra vida.

Y es aquí donde tenemos que hacer acopio de nuestra fuerza de voluntad, esfuerzo, disciplina, amor propio, palabra dada y gratificación diferida a fin de cumplir con los deberes y tareas necesarios y comprometidos momento a momento. Porque del dicho al hecho hay mucho trecho que recorrer. Y un día de estos es ningún día.

El objetivo será la línea de meta; el centro de la diana que no perderemos de vista, pero que necesita que cojamos la flecha y la disparemos.

“Primero, lo primero”, que seguro coincidirá con lo más difícil o menos apetecible, será la contraseña que abrirá el plan de acción del día y teniendo en mente el logro de lo deseado nuestras fuerzas se renovarán y venceremos la pereza, desidia y tentaciones varias.

Una vez decidido que hacer, ya no cabe pensar ni darle más vueltas. Lo apropiado es hacer, conforme lo pensado.

Para vencer la pereza y la tentación de postergar, empieza ¡ahora!

El único momento de que disponemos es ahora, antes ya pasó y después es solo una pretensión. Por eso la acción se sitúa siempre en el eterno ahora. Y después seguir un paso, tras otro; una tarea tras otra, hasta finalizar.

Y cuando acabes, recuerda siempre celebrar y felicitarte por hacer lo que debías. Vas por buen camino.

Ana Novo
“La Comadrona Espiritual” ®
www.creoycreo.com

En El Blog Alternativo: Otros artículos de Ana Novo

 
Publicidad
 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado