No quiero lentejas: ¡dos platos!

, , 1 Comment

boomerang

Así reza el dicho. Y muchas veces lo hemos oído y lo hemos usado. Aunque no creo que nos hayamos parado a meditar su significado. Es más, muchas veces nos lo han dicho como amenaza literal a la hora del almuerzo. Y otras, lo hemos expresado, con resignación, como queja y en actitud de víctima.

Y es una verdad como un templo.

Ahora sé que traemos de fábrica libertad personal y poder creativo para diseñar nuestra vida. Y digo sé, porque lo experimento y cuando estoy en modo consciencia, y no en piloto automático, puedo comprobar que así es. Fetén.

El pensamiento y la palabra (pensamiento verbalizado) son poderosos. Son instrucciones, órdenes que salen al éter y traen de vuelta su esencia. Tanto si el decreto es afirmativo, como si es para rechazar, hacer una queja o negar. ¡Con la de tonterías que hablamos y la de palabras vanas que pronunciamos a lo largo del día!

Fe y miedo, las dos caras inseparables de una misma moneda.

La cuestión es la fuerza, la energía que llevan nuestras emociones, el convencimiento y la vehemencia, combustible necesario para nuestras acciones, comportamientos y actitudes.

El continuo enfoque, la concentración, en algo que deseo o que rechazo, una y otra vez, me de cuenta de ello o no, es el gota a gota que termina por desmoronar la piedra.

No importa si tenemos este conocimiento o no; si lo creemos o no; si lo acogemos o rechazamos. Es la Ley. Es así.

Pretendo estar consciente a fin de hacer uso de mi libertad de elegir los pensamientos, las creencias y las palabras que me empoderen, empujen, apoyen, animen y atraigan todo lo que quiero, me gusta y  es bueno para mí. Y dejar de sembrar y regar los pensamientos y palabras negativos, las quejas, críticas y rechazos que dan como resultados y experiencias todo aquello de lo que me quejo, critico y rechazo.

Empezar mis pensamientos y palabras con: fantástico, contenta, magnífico, maravilloso, genial, divertido, estupendo, me encanta, pues sí, me alegro, perdón, satisfecha, fabuloso, gracias… harán que sea, tenga y haga lo que quiero, me gusta, disfruto, es bello y funciona.

De esto, ¡dos platos, por favor!

Ana Novo
La Comadrona Espiritual ®
www.creoycreo.com
Venta online de sus libros

ANA NOVO LIBROS

En El Blog Alternativo: Otros artículos de Ana Novo

 
Publicidad
 

Una Respuesta

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado