Dinero que no tiene precio: pdf sobre los BANCO DE TIEMPO como cambio de paradigma

, , 4 Comments

dinero que no tiene precio

“Un médico preguntó a los estudiantes de primer curso de una renombrada facultad de medicina “¿Qué gente provee la mayor parte de la atención sanitaria en este país? ¿Los médicos? No ¿Las enfermeras? No ¿Los profesionales parasanitarios? Tampoco. Simplemente contad el número de días que los niños enfermos no van a la escuela y añadid al cuidado infantil, toda la medicina preventiva y la atención a los transtornos crónicos. Entonces, la respuesta correcta es “las madres”.

¿Quién enseña a los niños a andar, a hablar, a obedecer las reglas, a decir la verdad, a evitar hacerse daño o hacer daño a otros? ¿Quién produce una fuerza de trabajo que se levanta cada mañana, llega a tiempo a los sitios y sabe que está mal robar y mentir? Madres, padres, abuelos, familias y otras instituciones que imparten valores morales

Existe una economía invisible más allá del trabajo remunerado que no se contabiliza y que no tenemos en cuenta, pero que es el motor de nuestra sociedad actual y también el posible detonante de un cambio en ella.

“DINERO QUE NO TIENE PRECIO. Los Bancos de Tiempo en épocas de cambio” es un documento de la Asociación Salud y Familia que nos explica con claridad todos estos conceptos, mostrando lo que encontramos en la otra cara del mercado (el trabajo de cuidado, el trabajo cívico, el trabajo por la justicia social, el aprendizaje a lo largo de la vida y la preservación del medio ambiente) y cómo puede contribuir al cambio de paradigma.

Y “no existe nada más simple que las bases de un Banco del Tiempo. Tú das una hora de ayuda. Tú ganas una hora a cambio. La persona que recibe la ayuda deberá devolver la ayuda a alguien más”.

El pdf tiene 33 páginas y se puede DESCARGAR AQUÍ. A continuación el capítulo final:

Los Bancos de Tiempo como cambio de paradigma

Un cambio de paradigma quiere decir: necesitamos otro mapa para conseguir llegar a donde vamos. Si tenemos el mapa erróneo, aunque conduzcamos con esfuerzo y rapidez no llegaremos. Estamos usando el mapa inadecuado:

  • Viendo a quienes ayudamos en términos de sus problemas sin valorar sus fortalezas.
  • Definiendo la economía sólo en términos de dinero y el trabajo sólo en términos de empleo.
  • Tratando a los usuarios como consumidores y no como socios y coproductores en la construcción de un mundo mejor.
  • Levantando muros de privacidad y confidencialidad que dejan a las familias aisladas y vulnerables.
  • Definiendo el valor exclusivamente en base al precio de mercado, así que a pesar de la abundancia vivimos con escasez.

Necesitamos otro mapa.

Los Bancos del Tiempo funcionando en diferentes encuadres en más de veinte países han demostrado que:

  • Las barreras étnicas desaparecen cuando cada grupo es visto como portador de un regalo cultural que nos enriquece a todos.
  • Las barreras de edad se disuelven cuando la gente mayor y los adolescentes descubren que cada uno puede hacer cosas que el otro usa y valora.
  • Los Bancos del Tiempo proporcionan una familia extensa que cada padre puede usar para afrontar las formas creativas que los niños y adolescentes inventan para tocar los puntos calientes de sus progenitores.
  • La gente mayor puede conseguir una forma limitada de seguro de atención a largo plazo con las horas obtenidas en los Bancos del Tiempo ayudándose mutuamente con paseos, compañía, compras, reparaciones domésticas y apoyo informal.
  • La asistencia a la escuela y las cualificaciones mejoran cuando los tutores son estudiantes mayores que ayudan a los de primeros cursos. Así aprenden tanto el tutor como el pupilo.
  • Las detenciones de jóvenes disminuyen cuando los menores son examinados por un jurado compuesto por otros menores que hicieron lo mismo pocos meses antes.
  • Los grafiteros desaparecen cuando los menores responsables son enviados al Banco del Tiempo donde no necesitan hacer grafitis pues su talento se canaliza pintando murales en las paredes del barrio.

Un cambio de paradigma se da con los Bancos del Tiempo porque emergen nuevas posibilidades. Cuando usamos todo lo que la gente puede hacer, tratamos con la abundancia y no con la escasez. Ya no tendremos que reducir la red de seguridad. Podremos crear una red mejor y nueva para todos aquéllos que desean hacer el trabajo real necesario para reconstruir la ciudad y restaurar nuestro ecosistema.

Podemos acabar con la Trampa-22 que se activa cuando aquéllos a quienes intentamos ayudar aprenden que la forma de conseguir más ayuda es presentando más problemas. Podemos acabar con la frustración de los profesionales que ofrecen servicios a personas y se han convertido en porteros que deben encontrar formas creativas para decir no.

Los Bancos del Tiempo facilitan a los profesionales que ofrecen servicios a personas que soliciten a las personas que reciben ayuda una contribución en forma de ayuda a los demás. Así, los clientes devienen usuarios que pagan ayudando a construir el mundo que todos deseamos. Y ayudando a otros se desbloquean a su vez las capacidades de quienes son ayudados.

Asimismo, los coordinadores de voluntarios y de trabajadores sociales se convierten en constructores de tejido comunitario, catalizadores y emparejadores multiplicándose las contribuciones en inversiones sociales.

Y así, aumenta la salud y la vitalidad del núcleo invisible de la economía y se produce un auténtico crecimiento del Producto Interior Bruto. Simplemente es posible que la Tierra no sea plana. Los Bancos del Tiempo ofrecen un mapa diferente del mundo que conocemos y del mundo que podemos crear. Ese es el CAMBIO DE PARADIGMA

 

 
Publicidad
 

4 Comentarios

  1. 1 - Maria Beatriz

    25 enero 2015 01:22

    Yo quiero saber mas sobre el tema de los bancos del tiempo.Donde funcionan, como funcionan,etc
    Me podran dar info sobre el tema? Muchas gracias.
    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado