La Astrología Evolutiva: una herramienta para saber quiénes somos, de dónde venimos y adónde vamos

, , 5 Comments

 Astrology

 

‘La lectura de la carta natal nos permite ubicarnos en un sentido más amplio con respecto a nuestra existencia, nuestro propósito, nuestro cometido y nuestro destino’

La Astrología es conocida popularmente como un método de predicción del futuro, o de adivinación. Como ciencia esotérica, el uso que hacemos de ella se aleja un poco de esa intención, pues el futuro es cambiante. Disponemos de libre albedrío, y esa característica nos permite cambiar y evolucionar en nuestro día a día, y por tanto tener la opción de modificar nuestras experiencias presentes y futuras.

Efectivamente, la Astrología se usa para otros fines. Con la Astrología Evolutiva, interpretamos cada planeta como una pieza psicológica o un arquetipo que nos permite descifrar particularidades sobre la persona a la que se le levanta la carta.

Podemos ver cómo está su cuerpo físico, su cuerpo emocional, su cuerpo mental, que partes están en funcionamiento óptimo y que otras pueden ser objeto de mejora.

La Astrología Evolutiva, no obstante, tiene su punto fuerte en la detección de lo que llamamos “El Propósito del Alma”. Es decir, para qué vinimos y cuál debe ser nuestro cometido. Este cometido forma parte de un aprendizaje, de una evolución en nuestra consciencia que poco a poco iremos despertando y, mediante ese trabajo, aprendemos, maduramos y evolucionamos.

De ahí que la consideremos “evolutiva”.

Las históricas preguntas del ser humano relativas a qué hemos venido a hacer, porque no somos felices con lo que tenemos, porque nos falta algo en nuestras vidas… todas ellas recaen en el propósito del alma.

Con una buena interpretación del mismo, se abre un camino para intentar encontrar ese punto en que nos sintamos realizados y trabajemos esos aspectos para los cuales nacimos. Estudiando el Ascendente y sus dos planetas regentes determinamos ese propósito.

Por ello las dificultades y vicisitudes de la vida las consideramos como aprendizajes y puntos a desarrollar. Es cierto que a veces se presentan difíciles, pero dejan de serlo en cuanto uno las enfoca con propósito de aprendizaje. Entonces nuestra vida tiende a la mejora.

Y a le vez que tenemos dificultades, disponemos de dones para lograr nuestros cometidos. En esos dones y virtudes es importante centrarse, en nuestra esencia positiva. De ese modo, reequlibramos nuestra energía, nuestro nivel vibratorio, y somos capaces de encarar la vida con todo lo que nos venga.

También la Astrología Evolutiva nos habla del ‘destino’ o enfoque final de nuestra vida. Nos habla de cómo vinimos, que aprendizajes previos tuvimos y hacia qué tipo de experiencias y enfoque debemos apuntar, siempre trabajando con lo que el propósito nos determina. Este aspecto lo determinamos con los Nodos de la Luna.

La lectura de la carta natal nos permite ubicarnos en un sentido más amplio con respecto a nuestra existencia, nuestro propósito, nuestro cometido y nuestro destino.

Carles Pérez
Astrólogo, Terapeuta Transpersonal, Morfopsicólogo y Formador en Being The One
Encuéntranos en Facebook
Sol WEB

 

 

 
Publicidad
 

5 Comentarios

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado