“LA COMPASIÓN puede cambiar el mundo” Jane Goodall

, , 6 Comments

jg

Cón más de 80 dignos años, las palabras, el trabajo y el ejemplo de Jane Goodall es toda una inspiración.

Rescatamos esta entrevista de hace unos años, pero tan de actualidad en estos momentos (Revista Única. Maite Voces)

Sus investigaciones sobre los chimpancés cambiaron nuestra imagen de la naturaleza y de nosotros mismos. Tras 30 años viviendo con los simios, hoy viaja por todo el mundo intentando despertar nuestra conciencia. Premio Príncipe de Asturias 2003, Embajadora de la Paz de la ONU, doctora Honoris Causa por varías universidades, Lady de la Corona Británica.., aún vive con la nostalgia de los bosques.

Después de vivir tantos años en los bosques de Tanzania, ¿qué echas de menos?

Echo de menos pasear en silencio por los bosques del Combe National Park, sentarme con los chimpancés y la soledad cuando escuchaba los sonidos de la naturaleza. Me gustaría que mis biznietos pudieran conocer la magia de esos antiguos parajes, la cualidad sin tiempo de los majestuosos árboles y escuchar la llamada de los chimpancés desde sus lechos de hojas al caer la noche, mientras la luna se eleva lentamente sobre un cielo encendido de oro.

Con tu trabajo nos recuerdas que esa belleza puede desaparecer. ¿Qué conocimiento hemos perdido?

Hemos perdido la sabiduría. Los indígenas nunca tomaban una decisión importante sin preguntarse cómo afectaría a las siete generaciones venideras. Hoy tomamos enormes decisiones basadas en cómo afectarán a la próxima reunión de accionistas. El bienestar de las generaciones que todavía no han nacido no se tiene en cuenta, ni el futuro de nuestros propios hijos. Hemos perdido el respeto por la naturaleza, el respeto que demuestran aquellos indígenas cuyas culturas no han sido destruidas. Ellos ofrecen sus oraciones por cada animal que matan y nunca toman de la naturaleza más de lo que necesitan.

Hablas de respeto y compasión. ¿Crees que eso puede cambiar el mundo?

Sí, la compasión por los seres humanos y todos los seres vivos es esencial para cambiar el mundo. La gente emprende acciones sólo cuando algo le importa, y la clave sería aprender a vivir en paz y armonía con los demás y con la naturaleza. Ese es el propósito del programa Roots and Shoots (www.biodiverciudad.org), para chicos desde preescolar hasta la universidad, que trabajan en grupos y crean proyectos para mejorar el medio ambiente, la vida de los animales y de los humanos. Una vez que la gente joven comprende los problemas a los que nos enfrentamos y se les da poder para entrar en acción, demuestran compasión y determinación para cambiar las cosas.

Tal vez a muchos nos cuesta sentir compasión porque todavía creemos que los animales no sienten. Tú hablas del sufrimiento emocional de los animales…

Nunca habrá paz en la Tierra si no aprendemes a vivir en armonía con la naturaleza. Y si continuamos destruyéndola nos espera un futuro de sufrimiento y desesperación. Al fin se está aceptando que los humanos no somos los únicos seres capaces de sentir emociones, como alegría, tristeza, ira o angustia.

Entonces, ¿no somos tan diferentes?

El ADN de un chimpancé solo se diferencia del nuestro en un 1%. Incluso son capaces de desarrollar ciertas habilidades intelectuales. Nos diferencia el lenguaje hablado y que nuestro cerebro, aunque parecido, es más grande y supera al del chimpancé más dotado.

Pero a pesar de ese intelecto estamos destruyendo nuestro planeta.

Tal vez se debe a que nuestro inteligente cerebro se ha separado del corazón y un cerebro sin corazón puede hacer cosas terribles. A veces no puedo dormir por las noches pensando en cómo explotamos a tantos seres vivos. Los animales de laboratorio, los torturados en granjas intensivas, el abuso de las mascotas, los animales salvajes perdiendo su hábitat… La lista es interminable.

El título de tu último libro, Flarvest for hope (en español, Otra manera de vivir) significa literalmente «Cosecha para la esperanza». En él hablas del poder que tenemos para cambiar esta situación sólo cambiando hábitos, como la forma de comer. ¿Es esa nuestra esperanza?

Power by WinArgentina at http://www.winargentina.com/

Yo creo que debemos damos cuenta de que lo que hacemos cada día cuenta y pensar sobre las consecuencias de lo que elegimos, por ejemplo, al comer (de dónde viene, si está contaminado, si se han torturado animales…). A medida que más gente haga pequeños cambios, las cosas mejorarán. Ese título refleja mi esperanza en el futuro.

¿Esperanza en que podemos cambiar?

Creo en la naturaleza tenaz e indomable del espíritu humano. Hay mucha gente que tuvo sueños aparentemente imposibles pero que los realizó abriendo caminos para otros… En la vida me he cruzado con seres admirables. Ellos me dan esperanza y me inspiran.

NUNCA ME JUBILARÉ, TENGO QUE TRABAJAR POR EL PLANETA

JANE Imagen de previsualización de YouTube Imagen de previsualización de YouTube

 

 
Publicidad
 

6 Comentarios

  1. 2 - JD

    30 octubre 2014 10:26

    Un ejemplo a seguir. Aclarar una cosa: esta mujer es naturalista, que no naturista. Son cosas diferentes.
    Saludos.
    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado