Los 7 hábitos para estar en calma

, , 5 Comments

Leaf of grass with water drops in vivid sun rays. Morning after night rain.

He llegado a creer que el estrés, la tensión, la ansiedad constante en el trabajo y en la vida, el exceso de tareas… forma parte de la vida moderna.

La mayoría de la gente simplemente no se siente con sensación de paz, de tranquilidad, de serenidad, durante todo el día.

Tengo que admitir que a mí me pasa igual gran parte del tiempo. Pero he aprendido algunas cosas que me han ayudado a crear una sensación de calma y tranquilidad durante más tiempo que antes. Algunas cosas las aprendí de un curso de Paz Interior, otras de personas que conozco que son inspiradoras para mí y otras de mi propia experiencia.

Es importante tener en cuenta que uno no puede controlar las cosas que le pasan gran parte del tiempo y sobretodo no se puede controlar cómo actuarán otras personas. Lo único que podemos controlar es nuestra respuesta. Puedes responder a un mismo hecho con ansiedad y con ira, o puedes responder con calma y paz.

Estos son los hábitos para desarrollar que te pueden ayudar a cultivar la calma en tu vida. Te recomiendo que los apliques uno por uno, de forma gradual. Siempre se consiguen más cosas así.

Los 7 hábitos para estar en calma

1. Una rutina matutina tranquila.

Muchas personas empiezan su día con una carrera estresante y ya van nerviosos todo el día. Yo suelo levantarme temprano y empezar el día con unos minutos de meditación. Después desayuno tranquila sentada y me pongo a escribir antes de que empiece a haber movimiento en casa. Tú no tienes por qué hacer las mismas cosas. Igual a ti te funciona hacer ejercicio o practicar yoga. Pero es importante encontrar la tranquilidad de la mañana y sacar el máximo provecho de ella

2. Crear rutinas para afrontar el estrés.

Muchas veces, cuando tenemos estrés, solemos reaccionar de forma no muy saludable – ira o enfado, sentirse agobiado,  abandonarse, comer comida basura, consumo de alcohol o drogas, comprar cosas que no necesitamos, ir a sitios a perder el tiempo, postergar las cosas, y así sucesivamente . En cambio, necesitamos formas saludables de lidiar con el estrés. Cuando notes el estrés, piensan en cómo lidiar con él y, a continuación, sustituye cualquier rutina poco saludable con otras más saludables. Los hábitos de adaptación al estrés saludables pueden ser: hacer ejercicios de relajación, yoga, tomar una infusión, dar un paseo, tomar un poco de agua, hablar con alguien que te importa…

3. Ser consciente de tu respuesta.

Cuando algo estresante ocurre, ¿cuál es tu respuesta? Algunas personas pasan a la acción – aunque si la situación de estrés es otra persona, a veces la acción puede ser perjudicial. Otros se enfadan , o se agobian. Y otros comienzan a sentir lástima de sí mismos y a desear que todo sea distinto. ¿Cómo estoy reaccionando yo? ¿Cómo podría hacerlo mejor? Dar respuesta a estas preguntas es un hábito importante. Es un ejercicio de autoconciencia y autoconocimiento. Aprende a gestionar tus emociones en tu respuesta.

4. No tomarse las cosas personalmente.

Muchas veces con el hábito anterior te das cuenta que tu respuesta es tomarte las cosas personalmente. Si alguien hace algo que no nos gusta, a menudo tendemos a interpretar esto como una afrenta personal. ¿Nuestros hijos no limpian sus habitaciones? ¡Ellos nos están desafiando! ¿Nuestro cónyuge no muestra afecto hoy? ¡Eso es que ya no me quiere! Algunas personas llegan a pensar que el universo confabula personalmente contra ellos. Pero la verdad es que no es personal. Normalmente la otra persona está tratando de resolver sus propios problemas y lo hace lo mejor que puede. Todos lo hacemos lo mejor que podemos. Aprender a no interpretar los acontecimientos como una afrenta personal puede llevar mucha calma a tu vida. Se trata de ver estas situaciones como un evento externo no personal (como una hoja que cae, un pájaro que vuela) en la que puedes responder sin una actitud estresante, o no tengas que responder en absoluto.

5. Gestionar el tiempo.

Continuamente tenemos la sensación de que nos falta tiempo, y eso no ayuda a nuestra calma interior. Para ello gestiona tu tiempo, enfocándolo en lo que de verdad es importante para ti, eliminando los ladrones de tiempo y la multitarea de tu vida. La multitarea es de las cosas que más ansiedad produce. Gente mirando su móvil mientras va en el tren, caminando o conduciendo. Gente twitteando o publicando en Facebook mientras cocinan, ven la televisión mientras comen o planifican su día mientras hacen tareas. Ésta es una gran manera de aumentar el nivel de ansiedad que corre a través de todo lo que haces, porque siempre estás preocupado de que deberías estar haciendo más, haciendo otra cosa. ¿Y si, en cambio, acabas de hacer una cosa, y aprendes a confiar en que no deberías estar haciendo otra cosa? Se necesita práctica: simplemente comer. Sólo lavar su tazón. Sólo hablar con alguien.Simplemente gestiona tu correo electrónico, una vez al día, hasta que tu bandeja de entrada esté vacía. Aprenderás que hay paz en sólo hacer una cosa, y dejar ir todo lo demás.

6. Ser agradecido.

Claro, mucha gente habla de la gratitud … pero ¿con qué frecuencia lo aplican en su día a día? Cuando las cosas no van muy bien en el trabajo, o nuestro jefe está enfadado, o nuestros compañeros de trabajo son groseros, o nuestros hijos se portan mal, o alguien que no nos ama como nos gustaría … y no podemos sentir más que enfado, ansiedad e infelicidad… ¿podemos estar agradecidos? Reduce tus quejas, y encuentra una manera de estar agradecido, no importa qué. Y luego sonríe. Dedica un tiempo de tu vida a agradecerle a la vida todo lo bonito que te ha dado: a primera hora de la mañana, a última de la noche… Este hábito puede cambiar su vida.

7. Reducir el ruido.

Nuestras vidas están llenas de todo tipo de ruido: el desorden visual, notificaciones, redes sociales, noticias, todas las cosas que tenemos que leer, correos electrónicos por contestar… Y la verdad, nada de eso es necesario. Reduce aquellos compromisos que realmente no te aportan nada y desconecta de Internet, teléfono móvil y Redes Sociales. Reduce todas estas cosas y más, y crear un poco de espacio, un poco de silencio, en tu vida.

Poco a poco llevarás el control de tu vida y notarás el equilibrio, la calma y la paz en todo lo que haces.

Artículo de Inma Torres, bloguera minimalista.

inma

Inma es minimalista existencial.  En su blog www.vidaenpositivo.org habla sobre minimalismo, productividad, y cómo llevar una vida más sencilla y más plena, una vida con menos cosas y enfocada en lo importante. También puedes seguirla en Twitter (@iVidaenPositivo) o en Facebook: https://es-es.facebook.com/vidaenpositivo1

OTROS ARTÍCULOS de Inma Torres

 
Publicidad
 

5 Comentarios

  1. 1 - Carlos Téllez

    20 marzo 2015 22:18

    ¿Es tan necesario tener esos banners a los lados de “salsa Búfalo”? realmente son molestos.
    Responder
  2. 2 - Ximena - Deseo Beauty

    2 abril 2015 10:03

    Qué maravilloso artículo, amiga! Estoy completamente de acuerdo con los 7 puntos y, sobre todo, me parece importante el que habla de no tomarse las cosas personalmente. Siempre estamos intentando vivir en la cabeza de los demás, creemos saber interpretar lo que piensan y lo que sienten y cómo hacer para que piensen o se sientan de determinada manera. En realidad es imposible estar nunca en la mente de los demás y nunca podemos controlar (ni debemos preocuparnos) de esos pensamientos que ‘creemos’ saber. La mayoría de las veces, como bien dices, la persona está en otra cosa muy distinta e intentando hacerlo lo mejor posible. Son 7 puntos muy poderosos, muy difíciles también! Pero ahí radica su efectividad. No nos enseñan a vivir, verdad? :) Muchas gracias!
    Responder
  3. 3 - Elisa

    2 junio 2015 14:01

    ¡Me encanta este blog! Pero, sobre todo, me gusta leer artículos que enseñen a encontrar la paz, la calma y el bienestar. Siempre ando a la búsqueda de libros y actividades con las que encontrarme bien conmigo misma, por ello, desde hace poco empecé a practicar Pilates, Yoga, Taichi y, también, a acudir a cursos de cocina y de talleres para liberar la ansiedad y encontrar la tranquilidad.

    Gracias por todas las pautas que das en el artículo ¡Realmente útiles! Te sigo leyendo.

    ¡Saludos!

    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado