Conciencia de mi cuerpo de mujer

, , 3 Comments

CONCIENCIA D EMI CUERPO DE MUJER

Desde el primer momento en que leí las palabras de Casilda Rodrigañez, en mi interior se elevó la necesidad imperiosa de sentir, conectar y relajar mi útero. Fue la propuesta valiente de esta mujer la que me empujó a buscar en mi interior recursos, herramientas y maneras de conseguirlo. Y lo conseguí. Utilizando una relajación avancé hacia mis entrañas. Primero como una invitada, más tarde como una exploradora que conoce el camino.

Dice Christiane Northrup que el patriarcado es la separación del cuerpo y la mente. Y yo también lo creo. Habitar mi cuerpo, vivirlo plenamente, tomar conciencia de mis limites corporales, observar mis procesos fisiológicos, desde la respiración hasta la menstruación, me ha hecho más consciente y perceptiva que antes y, desde luego, ha rebasado todas mis expectativas.

Tenemos un cuerpo pero no lo vivimos. No escuchamos su voz cuando nos pide comer un determinado alimento o descansar después de un esfuerzo. No lo escuchamos cuando nos empeñamos en llegar hasta el final, forzar los límites o tener relaciones dañinas. Tenemos un cuerpo pero vivimos en una mente compleja llena de sombras y áreas inexploradas que maneja y dirige el rumbo de nuestra existencia. Somos mente, principalmente, así es como nos han enseñado a vivir desde bien pequeñas; y también somos emociones (cambiantes, ondas que van y vienen). Muchas personas se limitan a transitar entre estos dos mundos. Del pensamiento a la emoción hay un salto. Pero quedan atrapadas ahí. Si me identifico completamente con la idea que tengo o me identifico con la emoción que estoy teniendo no dejo de tener una mirada limitada sobre mi propia realidad.

PENSAMIENTOS

 

Yo seguí mi propia experiencia, y partiendo del paradigma de que somos un continuo de cuerpo físico, emociones, pensamientos y conciencia (la parte de mi que se da cuenta), consideré la posibilidad de añadir a esta dualidad, los otros dos elementos ausentes de forma que pudiera encontrar un eje, un centro desde el cual articular mi acción. Necesitaba más conciencia y más cuerpo, en definitiva, más conciencia corporal. Surge así la siguiente figura.

PENSAMIENTOS EMOCIONES

Entonces, al fin, pude habitar mi cuerpo, tomar conciencia profunda de él, lo pude escuchar y sentir, como puedo sentir mis propias emociones y observar el discurrir de mi mente en forma de pensamientos. Esta es la base del trabajo del Curso Conciencia de mi Cuerpo de Mujer: aumentar el nivel de conciencia sobre el cuerpo, pensamientos y emociones, es decir, entrar más profundamente en estos niveles de la experiencia.

Y, siempre, desde la perspectiva de ser mujer, de haber compartido heridas propias del patriarcado y de poseer un sistema interno de referencia, femenino. Entonces puedo acercarme a mi sexualidad, menstruación, embarazo y parto desde otro lugar mucho más empoderante, armónico y amoroso conmigo misma. Ese centro es un saludable lugar de autoconocimiento y desarrollo personal.

Puedes descargar de forma totalmente gratuita la relajación del útero en www.elutero.es

Imagen de previsualización de YouTube
CONCIENCIA 2

Algunos testimonios de personas que han hecho el curso:

“Encontré el curso de Conciencia de Cuerpo de Mujer de Monica Felipe Larralde en un momento de crisis y plena transformación. Algo en mi me decia de trabajar con el cuerpo…pero no sabía como. Realizar este curso esta siendo una reconcicliación con mi propio cuerpo que tenía olvidado. Gracias al curso tengo herramientas para poder entender mejor mis emociones y poder trabajarlas desde el cuerpo. Algo para mi antes del curso desconocido. Estoy tan emocionada con el curso, el grupo de mujeres de Facebook y la relajación del Utero que no paro de contarlo a todas las mujeres. Todas las mujeres deberían conocer y practicar la relajación del Utero. M.A.”

“Para mí este curso supone profundizar en el camino de mi autoconocimiento, me ha ayudado a conectar con mi útero, cada día un poco más, a sentir la fuerza de mi niña interior, a saber claramente cuál es el camino que quiero seguir, a quererme más y valorarme tal cual soy, a saber que conmigo misma tengo para estar en paz, a re-descubrir poco a poco mi poder interior…. y un sinfín de sensaciones más , difíciles de resumir en pocas palabras. Solo puedo decir que estoy muy agradecida por estar formando parte de este camino y este maravilloso grupo, y que tampoco quiero que se acabe. S.R.”

 
Publicidad
 

3 Comentarios

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado