Ergonomía frente al ordenador

, , Leave a comment

Silla ergonómica

Llevo prácticamente toda la vida trabajando frente a una pantalla de ordenador y es fácil caer en algunos errores que te hacen disminuir la salud. Es verdad que los riesgos laborales de, por ejemplo, un albañil son mucho mayores que los de un oficinista. Pero aún así los que trabajamos frente a la pantalla corremos el riesgo de lesiones de espalda, dolores cervicales o disminución de la agudeza visual. Por todo ello no está de más que sepamos qué es posible hacer para evitarlo.

Sillas adecuadas para trabajar con el ordenador

Las horas que algunos pasamos sentados frente al ordenador no son precisamente pocas. Por ello una de las inversiones más importantes en mobiliario ha de ser elegir cuidadosamente la silla a utilizar. Algunas se catalogan como sillas ergonómicas, es decir, muy adecuadas para ser utilizadas durante periodos prolongados y que evitemos cualquier molestia.

Sin entrar en discusiones de qué sillas deben considerarse ergonómicas y cuales no, prefiero destacar los aspectos importantes a la hora de elegir una silla para trabajar en la oficina:

  • Regulaciones. Cada persona es distinta en altura y complexión. Y lo ideal es que tu silla se adapte perfectamente a tu cuerpo y no al revés. Para lograr dicha adaptación cuanto más se pueda regular la silla mejor: regulación en altura del asiento, regulación del respaldo y de los apoyabrazos, etc.
  • Fija o movible. Pueden disponer de ruedas o no. La elección va a depender de cómo se desarrolle tu trabajo. SI necesitas movilidad te recomiendo una silla con 5 patas con ruedas.
  • Forma de la silla. Existen las sillas “normales” y las sillas “raras” (como la de la foto que encabeza este post). Esta última tiene un apoyo para las rodillas y yo la he utilizado desde hace varios años. Ya se que a primera vista puede parecer incómoda, pero te aseguro que si la pruebas dos días ya no la dejarás nunca.
  • Material comfortable. Quizás este es el tema más subjetivo. Hay quienes prefieren el contacto con el cuero y otras que nos sentimos mejor con un textil de calidad.

La silla ergonómica con apoyo para las rodillas (y que se muestra en la fotografía) la he adquirido en Livingo. Ha estado muy bien porque en una misma página web he encontrado un gran surtido, donde elegir la que mejor se adapta a mis necesidades. Por cierto, Livingo no solo es para la oficina,  también es estupendo para muebles y complementos de hogar y de jardín.

La posición frente a la pantalla es muy importante

Estas son las recomendaciones a seguir:

  • Cabeza y espalda rectas
  • Brazo y antebrazo formando un ángulo de 90º
  • Antebrazo, muñeca y manos en línea recta y a la altura del teclado
  • Codos pegados al cuerpo
  • Piernas y muslos en ángulo de 90º, excepto si usas una silla con apoyo para rodillas
  • El borde superior de la pantalla debe quedar a la altura de los ojos o algo más abajo
  • El ratón tiene que estar cerca del teclado
  • Usar un atril para las hojas que tengamos que leer. De esta manera evitamos agachar la cabeza constantemente
  • La distancia mínima entre los ojos y la pantalla ha de ser de 55 cm.
  • Ajustar el brillo de la pantalla para que sea legible pero no demasiado luminosa
  • Colocar el ordenador de tal manera que se aproveche la luz natural pero evitando los reflejos en la pantalla

Los descansos breves son indipensables

Las jornadas maratonianas sin descanso acaban por ser no rentables, ya que los errores se multiplican. Es conveniente, al menos una vez cada hora, realizar unos pequeños estiramientos y más frecuentemente descansar la vista mirando brevemente a otro lugar más alejado.

Más información: Consejos de ergonomía frente al ordenador
Más información: ERGONOMÍA: Postura correcta para sentarse frente al ordenador

 
Publicidad
 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado