Lo hay que hacer (y lo que no) para dormir bien

, , 2 Comments

Dormir bien y descansar

Entre el 30 y el 40% de los españoles ha sufrido insomnio en alguna ocasión y se calcula que alrededor del 10% de la población padece insomnio crónico. Con estos datos es evifdente la magnitud del problema. Las consecuencias de no dormir adecuadamente son mayor iiritabilidad, menor rendimiento, cansancio y aumento de las posibilidades de cometer errores o de sufrir accidentes.

Levantarse descansado no necesariamente es cuestión de horas en la cama. Cada persona necesita más o menos horas de sueño. Pero lo que todos necesitamos es que ese sueño sea de calidad y reparador.

Hay varios temas a tener en cuenta para  disfrutar de un sueño reparador que nos ayude a afrontar el día con energía. Es importante que vayas observando y adaptando a tu caso concreto todo lo que te proponemos.

Antes de ir a dormir

Es importante prepararse antes de caer en los brazos de morfeo. De alguna manera hay que hacer un “break” entre la vida diaria y el dormir. Esta es una lista de cosas a tener en cuenta:

  • no cenes tarde y vete a la cama con la digestión hecha
  • evita excitantes como el café o el chocolate varias horas antes
  • aparca las preocupaciones, por la noche no las vas a poder solucionar, pero si duermes bien al día siguiente mantendrás la mente más despejada y con mayores probabilidades de resolver los problemas
  • no es conveniente ver la televisión o trabajar con el ordenador justo antes de ir a dormir
  • una muy buena forma de terminar el día es meditar o realizar algunos ejercicios de yoga
Imagen de previsualización de YouTube

¿Cuándo y cuánto?

¿Cuándo dormir? Pues la respuesta lógica es por la noche. El cuerpo humano está preparado para dormir cuando no hay luz. Pero en la sociedad moderna, al menos la española, observo que estamos un poco descompensados. Por un lado vamos a dormir tarde y por la mañana desaprovechamos las primeras horas de luz.

¿Y cuántas horas dormir? Aunque ya hemos señalado que es muy importante la calidad del sueño. También hay que tener en cuenta las horas. Es evidente que una sola hora de un sueño muy profundo no es suficiente para nadie. El tema de la cantidad es muy variable y es trabajo de cada uno ir observándose. Hay quienes tienes suficiente con 6 horas y otras personas no descansan suficientemente si duermen menos de 8-9 horas.

Irse a dormir siempe a la misma hora (incluidos fines de semana) ayuda a conciliar el sueño. Aunque no siempre es fácil porque cuando no tenemos que ir a trabajar hacemos una vida más “especial”. Tampoco ayuda nada trabajar a turnos o viajar a paises lejanos y sufrir jet lag.

El colchón, la ropa de cama y el ambiente de la habitación

El colchón es una de las inversiones más importantes en una casa y, a menudo, descuidadas. No es vano pasamos de media una tercera parte de nuestra vida sobre uno de ellos. El colchón es imprescindible que sea de buena calidad y debría renovarse aproximadamente cada 10 años. En cuanto a la ropa de cama ha de ser agradable al tacto. Y para el invierno ¿manta o edredón? Pues yo doy muchas vueltas durante la noche y prefiero la ligereza del edredón… pero esto es cuestión de gustos.

Otros aspectos a tener en cuenta es que haya el máximo silencio posible en la habitación y que la temperatura sea moderada.

El despertar también es importante

Saltar de la cama, tomar el cafe mientras te afeitas y salir corriendo de casa… quizás no es la mejor forma de empezar el día. Seguro que es menos estresante levantarte poco a poco y realizar alguna pequeña meditación, unos suaves estiramientos o simplemente desayunar tranquilamente mirando por la ventana cómo despunta el día. Muchas personas dirían “yo no puedo hacer esto, me levanto muy temprano y voy on el tiempo justo”. ¿Y si te acuestas y te levantas unos minutos antes?

¿Y tú? ¿qué tal duermes?

 
Publicidad
 

2 Comentarios

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado