El Gobierno Alemán potenciará los coches eléctricos aprovechando el Diesel Gate

, , 1 Comment

coche eléctrico eco-friendly

El propósito alemán de llegar al millón de coches eléctricos en el año 2020 sigue muy lejos, pero últimamente los vientos no están favoreciendo a los motores Diesel. Esta puede volver a ser una oportunidad de volver a potenciar los eléctricos, y eso requiere movimiento de las autoridades.

Cada vez son más los curiosos y amantes del motor y el automovilismo, que se acercan a Alemania, gracias a los servicios y webs, como la que ofrece buscar hoteles en Múnich con Expedia, para observar y estudiar los avances de estos coches eléctricos y sus motores, que poco a poco se irán abriendo paso en el mercado automovilístico.

La apuesta habitual europea para disminuir las emisiones de CO2 (Dióxido de carbono) han pasado por beneficiar el motor diésel, pero ese enfoque es cada vez más cuestionado. Sí, se han hecho reducciones, a cambio de disparar las emisiones de partículas (PM) y de óxidos de nitrógeno (NOx).

Sin embargo, ahí sigue estando el coche eléctrico, que reduce las emisiones del efecto invernadero sin aumentar a cambio otros contaminantes y que hace un uso mucho más eficiente de la energía. Es una perspectiva más eficiente, pero que requiere un caldo de cultivo para despegar en ventas.

Los coches eléctricos están creciendo en los mercados donde tienen un trato evidente de favor, sobre los de combustión interna o el poder adquisitivo de la población es alto: Noruega, Holanda, California, etc. Alemania no es una nación de más arriba de esta lista, pero existe margen de mejora.

El ministro de transporte del Gobierno alemán, Alexander Dobrindt, habla de un programa de implantación de 10.000 puntos de recarga públicos en Alemania, por un importe de unos 100 millones de euros, a repartir entre los inversores privados y el sector público.

Una mayor facilidad de recarga, es sin lugar a dudas, un factor importante para incrementar la popularidad de estos automóviles, ya que no todos los desplazamientos pueden ser regulares y estudiados. Tiene que haber margen para los viajes o la improvisación, y ahí la infraestructura es esencial.

A finales del pasado año, se contabilizaron unos 2.400 puntos de recarga en Alemania, de los cuales, solo 100 soportan la recarga rápida: alrededor del 80% de las baterías cargadas en media hora. Esta cifra comparada con los 19.000 coches eléctricos que circulan por la red locomotora de Europa, multiplicaría por cinco el número de puntos de recarga.

 
Publicidad
 

Una Respuesta

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado