Feliz Navidad, Feliz Luna Llena, Feliz Despertar…

, , 1 Comment

Navidad2015

“Mientras miramos a la Luna en esta ocasión,
merece la pena recordar que la Luna
es más que un vecino celeste
.

La historia geológica de la Tierra y de la Luna
están estrechamente vinculadas, tanto que la Tierra
sería un planeta completamente distinto 
sin nuestro satélite”.

John Keller (NASA)

 

Un año más estamos aquí para felicitar la Navidad a todos aquellos que nos habéis seguido a lo largo de todos estos días y meses. Como viene siendo habitual ya por estas fechas, nos gusta escribir unas lineas y resaltar alguna idea o pensamiento que nos guíe en el cierre del año con buen sabor de boca y nos anime a enfrentarnos al siguiente.

Encontrar ese punto o huella que pueda englobar todo un año de sensaciones viene siendo, cada vez, más complicado, una tarea casi heroica diríamos, debido a la cantidad de acontecimientos que nos van ocurriendo a lo largo de 360 días. Cada vez más cosas, cada vez más rápido. Si hay quien defiende que cada día es una aventura yo estoy por reivindicar que cada día es todo un mundo de aventuras. Muchas de ellas cada vez más impredecibles. Otras cada vez más ineludibles, citas obligadas con asuntos o relaciones pendientes.

Es como si nos hubiéramos subido al tren de alta velocidad, para llegar no sabemos muy bien donde, pero seguro seguro ligeros de equipaje, sin pendientes en la mochila, sin “no resueltos” en los bolsillos. Es como si en cada estación se abrieran las puertas del tren, y en cada una de ellas se tuviera que bajar algo de nosotros que ya no cabe en el vagón, sí o sí. Y si no en esta estación en la siguiente. Y si no queriéndonos desprender, pues a la fuerza. Como si viviéramos con la certeza de que si no es algo de nosotros lo que se baja seremos nosotros los que quedemos apeados.

No hay un sólo tren, quien dijera que “el tren sólo pasa una vez”, no se refería a esta Era. Hay más trenes, con diferentes recorridos y es como si todos fueran al mismo lugar pero tuviéramos más libertad de escoger cuando y por donde llegamos. Y es como si aunque quisiéramos bajarnos algo nos impulsara a subirnos en el siguiente, y vuelta a seguir…

Y por si fuera poco, pudiendo esperar que el final de año fuese algo más sosegado, un momento del año en que el tren pudiera ir algo más despacio, o incluso cuando hubiéramos decidido bajar para hacer unas compras, juntarnos con algunos amigos y reunirnos con la familia…., en vez de ralentizarnos y permitir un cierre de año sosegado, los acontecimientos se siguen sucediendo, aún más a nivel simbólico y ahora pareciera que el tren ya ha alcanzado la velocidad de la luz.

Luz como la que nos alumbrará el 25 de Diciembre, Luna Llena, Luna Fría. La primera luna llena de invierno en el hemisferio norte y la primera luna llena de verano en el hemisferio sur. Nos dará luz en la noche, tras la luz del Sol y lo hará, después de 38 años, en el día de Navidad, en el día del nacimiento de la Luz, a tres días del Solsticio de Invierno en el norte. Y lo hará exactamente a las 11:11am GMT.

Así, no se podrá decir que no cerramos el año potencialmente iluminados, potencialmente conscientes, bien despiertos, con los ojos bien abiertos. Quizás, algunos se hallen decepcionados y desconcertados, esperaban la llegada de la nueva era como un cúmulo de nuevos acontecimientos, diferentes, radicalmente opuestos, que nos elevaran y nos llevaran más allá de una realidad que, a menudo nos desconsuela. Sin embargo, no hay motivo para el desanimo puesto que esto eran sólo expectativas.

La nueva Era es precisamente la llegada de viejos y conocidos acontecimientos, los mismos, los de siempre y si no que se lo digan a los mayores del lugar que tanto repiten: “no, si nada ha cambiado”. Y es verdad, tienen razón. Los hechos son los mismos una y otra vez, en rueda, en cadena, por kilos, en vagones de tren.

En la nueva Era, lo que cambia no es el mundo sino la forma de ver el mundo. Serán los mismos acontecimientos, pero vistos de otra manera muy diferente, con ojos nuevos, lo que, de verdad, nos eleve a una realidad distinta, más soportable, más amable. Ya lo han dicho otros, en otros tiempos, esto también estaba escrito. Marcel Proust decía que el verdadero viaje de aventura no era el de buscar nuevos paisajes sino el de mirar con ojos nuevos.

En consecuencia, el mejor consejo casi casi que se podría dar hoy es el de tirar, en la próxima estación de tren, las gafas que llevamos puestas, aunque nos quedemos, momentáneamente a ciegas. Para tener fe y confiar en el despertar de la fuerza, ahora que estamos de estreno mundial de Star Wars y hablamos de simbología.

El hecho de que la Luna de Capricornio esté en Cáncer refuerza este mensaje y nos lleva a querer plantear este nuevo reto de abandonar el espejismo de que será algo o alguien nuevo y externo quien nos salve. Esta luna nos da la oportunidad de entender que podemos llegar donde queramos. No importa el tren, ni la velocidad, nos recuerda que podemos alcanzar nuestras metas, pero sólo si lo hacemos desde nuestro poder interior, desde nuestra raíz, desde lo que somos en esencia. Para ello no hay gafas que valgan, como dijo William Blake lo esencial es abrir los ojos por dentro.

Cada vez quedan menos paradas. Cada vez vamos más rápido. Para todos aquellos con ganas de llegar, sea cual sea el lugar, esta Navidad es una gran oportunidad. En familia, rodeados de amor y del calor del hogar, esté donde esté, con la Luna en trígono con Neptuno, haciendo florecer la empatía y la receptividad y con los los planetas del amor y la comunicación en total expansión.

Es como si en este viaje loco, algo o alguien nos estuviera recordando, en este día, que hemos llegado hasta aquí por méritos propios y que aunque el camino sigue, todo guerrero necesita un descanso y un reposo. Eso sí, por poco tiempo, será más bien un retiro relámpago, no sólo porque no haya vuelta atrás sino porque hemos alcanzado la velocidad de la luz!!!

Por eso… Feliz Navidad, Feliz Luna Llena, Feliz Despertar…

Nacimiento-de-Luz1

 
Publicidad
 

Una Respuesta

  1. 1 - Esteve C

    23 diciembre 2015 21:32

    Jajaj Sí… Vamos subidos al tren del AVE fénix impulsado por los voltajes de la fuerza crística jedai. Y me parece que es el mismo viento de frente el que me va quitando mis tan novedosas gafas 3D de moda… Muchas gracias! Feliz Navidad, Feliz Luna Llena, Feliz Sueño lúcido consciente… :DDD
    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado