Acúfenos o Tinnitus ¿qué son estos molestos ruidos?

, , 1 Comment

acúfenos

Recuerda la última vez que fuiste a la discoteca o a un concierto de rock. Seguro que escuchaste un pitido durante varias horas. Pues ahora imagina oir un sonido siempre… la verdad es que tiene que resultar desquiciante. Pues hay personas que sufren este problema, siempre están escuchando un ruido. Los acúfenos o tinnitus son un síntoma por el que se escucha un ruido en los oidos o en la cabeza, pero sin que exista una fuente externa de sonido. Los acúfenos son bastante frecuentes. Se calcula que el 50% de la población ha tenido alguno, el 10% de estos los sufre las 24 horas del día y para un 2%-3% de personas supone un problema que merma su calidad de vida.

Padecer de acúfenos de forma continua y con cierta intensidad significa tener molestias continuamente y no poder descansar de forma adecuada por la noche, con todo lo que ello conlleva: irritación, estrés, malestar general, cansancio. Las causas de los acúfenos son múltiples: casi todas las patologías del oido, enfermedades cardiovasculares, prediabetes, trastornos de la columna cervical, falta de zinc o de vitaminas del grupo B, etc. También existen más de 200 fármacos que pueden producir acúfenos como efecto secundario.

Desgraciadamente los acúfenos crónicos no siempre tienen cura. Así que se están aplicando terapias para ayudar al paciente a convivir con ellos. Dichas técnicas consisten en poner en el oido un aparato de apariencia similar a un audífono. Dicho aparato emite un sonido armonioso y relajante para que, de alguna manera, el paciente escuche más ese sonido que el molesto zumbido del acúfeno.

Hay factores que empeoran los acúfenos y que, por lo tanto, deberían evitarse. Exponerse a sonidos fuertes provoca acúfenos y si ya los padeces los agudizará. Algunos medicamentos afectan al oido, por ello es importante que informes al doctor si padeces de acúfenos. Deben evitarse (o moderar su consumo) el alcohol, el tabaco, el café y el mate, ya que estimulan el sistema nervioso central y por lo tanto aumentan los acúfenos. Por último decir que los acúfenos crean estrés y el estrés crea acúfenos. Para romper este círculo viciosos se deben evitar situaciones estresantes y practicar relajación, meditación o yoga.

 

 

 
Publicidad
 

Una Respuesta

  1. 1 - Centro CUMQ

    29 junio 2016 13:03

    Que horror!! No quiero ni imaginarme vivir con un pitido en los oidos de forma permanente. Es importante acudir a un especialista en caso de dudas de sufrir este tipo de problemas. Saludos

    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado