La importancia del recibidor de casa

, , 1 Comment

Fotografía

Fotografía: © Muebles Mucor / homify.es

El humilde recibidor de casa es una estancia a la que injustamente no se le da demasiada importancia. El recibidor es el puente entre el mundanal ruido y el hogar, es lo primero que vemos al llegar a casa y lo último al salir, es lo que ofrece la primera impresión a aquellas personas que nos visitan. El recibidor debería ser funcional y, a la vez, armonioso.

El recibidor práctico y funcional

El recibidor ideal no debería ser demasiado pequeño porque va a contener algunos elementos para ser práctico y funcional. Pero es un hecho que los constructores suelen minimizar este espacio porque no les dan importancia y dicen que están restando espacio a otras estancias, pero dar un m2 más al recibidor creo que no va a tener demasiado impacto en el resto de la casa.

Empecemos por el ante recibidor: el felpudo que sea resistente para que dejemos allí la suciedad de las suelas de nuestros zapatos, la puerta de entrada a la casa que aisle suficientemente del exterior. Para el invierno te aconsejo poner un rulo en la parte inferior de la puerta, parece una tontería pero evita mucho la entrada de aire frío. Otra puerta al final del recibidor cunplirá dos funciones: más aislamiento térmico y mayor intimidad cuando tengamos que atender a un desconiocido.

Otros indispensables de los recibidores son: un zapatero para toda la familia y con algunas zapatillas de estar por casa para los invitados, un pequño banco para descalzarse cómodamente, un colgador para las chaquetas y abrigos, un paragüero y un lugar donde dejar las llaves y otros objetos pequeños. Y ¿cómo no? tampoco puede faltar un espejo para una última comprobación antes de salir de casa.

Entrar en casa de forma armoniosa

El recibidor de nuestra casa es la primera impresión para nuestros visitantes y es lo primero que vamos a ver nosotros al llegar todos los días. De alguna manera nos ha de invitar a dejar atrás los problemas del trabajo, cambiar de actitud y entrar en un remanso de paz… No debería estar recargado ya que, de lo contrario, vamos a tener sensación de agobio nada más llegar a casa. Los colores aconsejados son los cálidos pero no demasiado subidos de tono. Y en cuanto a la decoración podemos comenzar con un felpudo simpático y seguir con algún jarrón con flores y un pequeño cuadro.

 
Publicidad
 

Una Respuesta

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado