Café café… también sin cafeína

, , 1 Comment

café

Lo reconozco, soy un amante del café. No sólo en invierno cuando hace mucho frío, sino que me gusta degustarlo todo el año. El mundo del café está repleto de diferentes sabores, dependiendo de su origen y de sus propiedades organolépticas. Existen dos grandes variedades: la suave y aromática arábica, y la robusta con su amargor y cuerpo. A partir de una u otra variedad, o a partir de una mezcla de ellas, se consiguen aromás y cafés para todos los gustos.

Como gran aficionado al café que soy tengo que vigilar que la cafeina no me afecte al sueño. Por ello el último café lo prefiero descafeinado. Pero no quiero renunciar al olor y sabor del café café. Tampoco deseo tomar un café que se haya descafeinado con disolventes químicos, ya que pueden alterar el sabor y aroma.

Existen formas de extraer la cafeína sin dañar las cualidades organolépticas de un buen café, sin alterar aroma y sabor. Nescafé es un café cuya descafeinación se realiza de forma 100% natural, solo con agua, sin productos quimicos y preservando sabor y aroma. En la siguiente infografía se ve el proceso seguido:

Print

Desde que los granos de café se recolectan hasta que podemos degustar un rico café tienen lugar varias etapas. El comienzo y el final del proceso es idéntico para un café y un descafeinado. Solo se añaden en medio unos pocos procesos al café descafeinado. Dichos proceso se realizan únicamente con agua:

  • se extrae la cafeína y otras materias orgánicas con un flujo de agua caliente
  • con aire caliente se evapora el agua usada anteriormente
  • se separa la cafeína de las materias orgánicas
  • dichas materias orgánicas se reincorporan a los granos de café
  • se sigue con el proceso habitual: torrefacción, molienda y empaquetado

Bueno, me voy a disfrutar de un café caliente y descafeinado, que hace frío y ya es tarde.

 
Publicidad
 

Una Respuesta

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado