Alimentos que puede comer una embarazada

, , Leave a comment

Alimentos que puede comer una embarazada

Durante el embarazo, la alimentación es uno de los aspectos fundamentales a tener en cuenta. Y aunque la recomendación de comer más cantidad (la famosa expresión “comer por dos”) no es más que un mito, sí es cierto que debemos cambiar nuestra alimentación y cobrar consciencia de que todo lo que ingerimos es compartido con el bebé que llevamos dentro. Entonces, ¿qué puede comer una embarazada?

Para empezar, hay que tener en cuenta que existen una serie de alimentos prohibidos o cuyo consumo se recomienda reducir hasta la finalización de la lactancia. Asimismo, también hay alimentos que puede comer una embarazada y que son favorables para su organismo y el de su bebé.

¿Qué puede comer una embarazada?

Una de las principales fuentes de proteínas y hierro para una embarazada es la carne, especialmente la carne roja. Sin embargo, es importante que la carne esté bien cocida, pues si está cruda hay riesgo de que pueda estar infectada por toxoplasmosis. No se aconseja consumir embutidos, vísceras y paté.

En cuanto al pescado, tampoco debe comerse crudo, aunque si previamente ha sido congelado no hay peligro de infectarse con anisakis. Si se consume pescado azul, es aconsejable escoger los ejemplares más pequeños como el boquerón, la sardina, la caballa o el salmonete, pues cuanto más grandes, mayor cantidad mercurio acumulan. Por último, deben evitarse los pescados ahumados. Aún así, el pescado es uno de los alimentos más saludables que puede comer una embarazada, gracias a su aporte de proteínas y de ácidos grasos omega 3.

Por otro lado, podemos encontrar alimentos ricos en proteínas en el huevo y los lácteos, así como nutrientes de ácido fólico y vitaminas en las verduras. Todo ello debe estar bien limpio y cocido, para evitar riesgos de enfermedades como la salmonelosis y la toxoplasmosis. Si se va a consumir ensalada, hay que lavarla a conciencia antes, con el fin de deshacerse de las bacterias y los insectos que se desprenderían con la cocción.

Las frutas, las legumbres y los frutos secos son ideales para las mujeres encintas. Es aconsejable elaborar menús equilibrados y muy variados, así como adquirir alimentos de la mejor calidad posible, a poder ser de cultivo ecológico y producción sostenible.

Obviamente, también hay que informarse de los alimentos a reducir y a suprimir durante el embarazo, así como en el periodo que una mujer trata de quedar embarazada. El propio ginecólogo puede dar esa información o incluso proporcionar un listado de alimentos prohibidos.

Guardar

 
Publicidad
 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado