El jamón: un placer en la cocina

, , Comentarios desactivados en El jamón: un placer en la cocina

La cocina española es una de las más reconocidas y respetadas del mundo. Los motivos son varios, y es que en ella destaca el legado de una tradición milenaria y la calidad de algunos productos. De entre todos ellos, el jamón es el que más repercusión tiene al ser un alimento repleto de sabor y, además, tremendamente versátil.

La versatilidad: el secreto del jamón

Es casi imposible que en España haya alguien que no haya disfrutado de un plato de jamón legado ibérico el pozo como entrante o como aperitivo en cualquier comida. Este es un producto que no necesita de ningún acompañamiento ni de preparación siquiera para brillar con luz propia.

Los cortes finos son apreciados por la mayoría de comensales. Fuera de nuestras fronteras, el plato de jamón es un bocado solo al alcance de los gourmets más exigentes, aunque nosotros tenemos más suerte por poder disfrutarlo de forma continua sin que sea algo demasiado caro.

Eso sí, el jamón rompe esquemas con toda facilidad y escapa de su simple presentación en un plato. La realidad es que este es uno de los productos más versátiles de la gastronomía española. Un jamón de calidad, como veremos, es capaz de adaptarse a preparaciones muy diferentes consiguiendo dar personalidad a numerosos platos.

Ensaladas, guisos, tostadas creativas, revueltos o el tradicional bocadillo de jamón y aceite de oliva son solo algunas de las posibilidades que este producto tiene. Esto es algo que aún falta por descubrir en muchos lugares, pero no por ello se debe perder de vista la importancia que tiene.

Algunas recetas con jamón

El mejor ejemplo para mostrar la versatilidad del jamón es el que dan las numerosas recetas que hay disponibles teniendo a este producto como estrella principal. Por eso, aquí vamos a repasar algunas de ellas para dejar clara su importancia.

Para ello, vamos a dejar de lado algunas recetas que son tan tradicionales como bien conocidas y vamos a explorar preparaciones más atrevidas con el jamón como protagonista.

Ensalada de frutas y jamón

Combinar en un bol una buena cantidad de lechuga y otras plantas de hoja verde con frutas y jamón es una decisión siempre acertada. Por su toque salado, el jamón combina a la perfección con frutas tan dulces como el melón, el mango y otras parecidas.

Aprovecha estas que te nombramos, añade jamón y suma frutos secos como las pasas o las nueces y tendrás una increíble ensalada.

Rollitos de jamón con queso manchego

Son tan sencillos de preparar como sorprendentes y deliciosos. Lo único que tienes que hacer es partir el queso en trozos pequeños y crear rollitos con las lonchas de jamón. Usa palillos para que no se desmonten y tendrás un bocado muy diferente ideal para cualquier tipo de aperitivo.

Tarta de queso con jamón

El jamón también tiene cabida en el mundo de la repostería. Si no lo creías, combinar una tradicional tarta de queso con un poco de jamón es algo que te despejará todas las dudas. Para hacerlo solo tienes que añadir algunas porciones de jamón en la superficie de la tarta, algo que creará un contraste de texturas y sabores único.

En definitiva, el jamón no es solo el producto estrella de la cocina española, también es un ingrediente increíblemente versátil que se adapta sin problemas a todo tipo de sorprendentes preparaciones.