Cómo mejorar el bienestar sexual

, , Comentarios desactivados en Cómo mejorar el bienestar sexual

Aunque a veces lo olvidemos, el sexo es clave para disfrutar de una alta calidad de vida. Nos referimos tanto a las relaciones en pareja como al autoconocimiento, y es que es imposible dejar de lado un aspecto tan importante de nuestro cuerpo sin sufrir consecuencias. Por ello, vamos a hablarte de algunas tendencias muy prácticas para mejorar el bienestar sexual.

¿A qué nos referimos con bienestar sexual?

Aunque pueda parecer que hablar del bienestar sexual es algo demasiado amplio, cada uno tiene sus preferencias en los tocante al sexo, lo cierto es que hay que verlo como un aspecto más de la salud.

No estamos hablando de las mejores posturas o de tipos de relación que sean más placenteras. El bienestar sexual tiene que ver con el respeto a los demás, la aceptación del propio cuerpo y del propio deseo y, en definitiva, de ver que el sexo es algo fundamental que hay que disfrutar con total libertad.

Así lo entiende la propia OMS. La organización defiende que el sexo es esencial para cualquier ser humano y que el bienestar se refiere al enfoque positivo que hay que darle a las relaciones de este tipo.

Cuídate en todo

Tener experiencias sexuales plenamente satisfactorias es algo que se alcanza más fácilmente si tienes un estilo de vida saludable. Hacer deporte, mantener una dieta equilibrada y alejarte tanto del alcohol como del tabaco son pequeños gestos que parecen no estar relacionados con el sexo, pero que lo están de una forma más directa de la que puedes llegar a pensar.

Por eso, comienza a disfrutar del sexo desde fuera del mismo. A poco que sumes estos cambios en tu día a día vas a notar como tu organismo tiene más fuerza y se encuentra más activo. Esto es clave para poder tener deseo y para encontrar las formas de disfrute que todos queremos alcanzar.

Explora y diviértete

Si hace unas décadas el sexo era un tabú más de los muchos que había en la sociedad, hoy tiene que convertirse en un terreno de juegos y exploración. Tanto la masturbación como las nuevas experiencias en pareja abren los horizontes de nuevos territorios en los que el placer puede hacerse cada vez más intenso.

Es importante tener en cuenta el aspecto de los juguetes sexuales, que puedes encontrar aquí. Hace unos años vimos como un sencillo succionador de clítoris creó una pequeña revolución que seguro que hemos visto muy de cerca en muchos casos.

Hay que aprovechar la oportunidad que dan estos complementos. Es más, no hay que pensar en ellos como simples sustitutos para los momentos en los que no tenemos una pareja. Hay muchas personas que los incluyen en sus relaciones con otros encontrándose con que contaban con una forma de conseguir que el placer se multiplicase.

Y otro error que hay que corregir es el de que solo existen juguetes femeninos. Al contrario, el mercado de los complementos sexuales para hombres no deja de crecer y está esperando que todo el mundo se decida a explorarlo.

Comparte experiencias

El sexo tiene que convertirse de una vez por todas en un tema de conversación más en el que poder compartir los momentos que se han vivido y aprender de los demás. Es más, a nivel psicológico, hay situaciones que pueden llegar a ser problemáticas en las relaciones de pareja y que se pueden solucionar con una simple charla.

Hablar con la persona con la que compartimos habitualmente las relaciones es solo un principio de lo que aquí estamos proponiendo. Hay que charlar con los amigos, con la familia y con cualquiera con el que tengamos confianza para integrar el sexo en la vida cotidiana y dejar de mantenerlo escondido y en secreto. Es cuestión de salud y bienestar tanto mental como sexual.

Pon tus límites y acepta los de los demás

Probar, experimentar, jugar y divertirse son aspectos básicos en el sexo, pero que se convierte en tareas imposibles si no parten del deseo y de unos límites que estén claros.

Por eso, hay que marcar los propios en todo momento y, por supuesto, respetar los de la persona con la que estemos compartiendo ese momento tan especial. A la mínima ocasión en la que se sienta incomodidad o que no se está siendo respetado, hay que dejar de lado la relación.

Es algo fundamental lo miremos por donde lo miremos. Si estamos hablando de conseguir el bienestar sexual soñado, eso no debe significar que se sacrifiquen aspectos básicos como la dignidad y la aceptación a los gustos y deseos tanto personales como de los otros.

¿Has visto que fácil es crear una rutina con la que poder disfrutar de una vida sexual más plena y satisfactoria? Lo mejor es que, si lo consigues, lo vas a notar en todos los aspectos, y es que el sexo tiene la capacidad de hacer que mejore la salud de nuestro cuerpo y nuestra mente. ¡Disfrútalo!