La importancia de estudiar inglés desde la infancia

, , Comentarios desactivados en La importancia de estudiar inglés desde la infancia

Aprender un segundo idioma desde pequeños tiene numerosos beneficios, tanto desde un punto de vista social y académico, como desde una cognitivo. Veamos cuáles son los principales.  

Ventajas de aprender inglés desde el nacimiento

Entre los 18 meses de edad y los 6 años, acostumbrar a los niños a escuchar palabras en inglés es una excelente idea. De hecho, es el momento en que el cerebro de una persona se encuentra en pleno proceso para desarrollar las habilidades cognitivas. Usar y escuchar palabras en este idioma y a esta edad, genera cambios en la corteza cerebral que va a facilitar su aprendizaje. Pero lo más interesante, es que lo van a aprender de manera tan natural como si fuera el idioma materno. 

Por otra parte, los niños que han estado expuestos al inglés desde que han sido muy pequeños, desarrollan una capacidad superior para aprender otro idioma, puesto que su cerebro ya sabe cómo usar correctamente un sistema de aprendizaje. No hay que olvidar tampoco que una mente infantil es capaz de absorber los conocimientos mucho mejor. 

En cambio, cuando se llega a la adolescencia, las prioridades suelen cambiar y los jóvenes se centran en otros aspectos de la vida. Pero en el caso de que se opte por aprender inglés en esta época y no se esté familiarizado con este idioma, lo mejor que se puede hacer es estudiar en el extranjero. 

Estudiar inglés en Irlanda

Los cursos de inglés en Irlanda para niños ofrecidos por EF Education First en Irlanda son ideales tanto para los más pequeños como para los más jovencitos. No en vano, ofrecen la opción de mejorar su futuro mientras disfrutan aprendiendo el idioma y de la estancia en el país de los duendes. Las clases se organizan dependiendo del nivel de cada alumno, lo que implica un ambiente adecuado de aprendizaje y que fomenta el progreso. 

Además, no hay que preocuparse de nada, puesto que EF se encarga incluso de buscar el alojamiento perfecto para cada alumno, pudiendo escoger entre compartir habitación con otros jóvenes o quedarse con una familia en su casa. Sin duda, una forma muy interesante de integrarse en la sociedad irlandesa.