Protector solar ¿también para el pelo?

, , Comentarios desactivados en Protector solar ¿también para el pelo?

Todos nosotros, en mayor o menor medida, estamos acostumbrados a usar protectores solares cuando vamos a la playa o, simplemente, salimos a la calle en verano. Es normal. Al fin y al cabo, somos conscientes de los graves daños que puede ocasionar la radiación ultravioleta del sol en nuestra piel.

Pero ¿qué pasa con el cabello? A veces nos olvidamos de que las fibras capilares también sufren cuando las exponemos durante un tiempo prolongado a los rayos UV. Por ello, aquí queremos explicarte cómo protegerlas.

¿Qué daños ocasiona el sol en el pelo?

El principal daño que ocasionan los rayos UV sobre el cabello es la decoloración, es decir, la pérdida de pigmentación. Esto es especialmente habitual en las personas con pelo rubio, ya que cuenta con menores cantidades de melanina. Pero, además, el sol es capaz de debilitar las fibras capilares y de provocar sequedad, lo que hará que se torne mucho más quebradizo.

¿Cómo proteger el pelo del sol?

Sin duda, la mejor opción es usar un protector solar para el pelo. Este producto, que se puede adquirir en forma de crema, gel o aerosol, cuenta con una serie de moléculas que hacen las veces de filtro de la radiación ultravioleta.

Al aplicar este protector sobre el cabello de la forma indicada por el fabricante, brindarás un extra de protección a tu pelo y a tu cuero cabelludo, que también puede sufrir quemaduras. Generalmente, se elaboran a partir de ingredientes naturales como el aceite de coco, el aloe vera y el aceite de argán.

Por su parte, la aplicación de estos protectores solares capilares es muy sencilla. Solo hace falta pulverizarlo desde la raíz hasta las puntas a unos 5-6 cm de distancia. Esto lo puedes hacer tanto con el pelo seco como mojado. Eso sí, si lo tienes muy largo y denso, te aconsejamos dividirlo en secciones.

Al igual que sucede con el protector solar para la piel, esta acción deberás repetirla cada 2 o 3 horas. Especialmente, si te bañas en la playa o la piscina, ya que el agua salada y con cloro tiende a hacer que sus propiedades se debiliten.

¿A qué esperas para probarlo?