Practicar deporte en verano o como disfrutar con seguridad

, , Comentarios desactivados en Practicar deporte en verano o como disfrutar con seguridad

deporte en verano

Son muchas las personas que practican deporte habitualmente y que no quieren dejar su rutina cuando llega el verano. También es muy común que durante la temporada de vacaciones haya quien aproveche para hacer ejercicio. Pero lo cierto es que si el ambiente es demasiado seco o la temperatura es muy elevada, puedes arriesgarte a sufrir el temido golpe de calor. Si además haces tus prácticas en lugares alejados y solo, el peligro es todavía más alto. Pero no hay de qué preocuparse, prevenir y evitar golpes de calor resulta muy sencillo. Veamos cómo.

Hidratarse de forma sistemática

Cuando se está practicando cualquier ejercicio, máxime si se hace en verano, hay que beber incluso aunque no se sienta sed. Si eres de las personas que se concentra mientras se ejercita para hacerlo lo mejor posible, es probable que se te olvide que tienes que ingerir líquidos. La solución puede pasar por poner una alarma aproximadamente cada 20 minutos para recordártelo.

Una manera de saber si estás bien hidratado o no es comprobando el color de tu orina. Si es de amarillo pálido, significa que estás correctamente hidratado. Si por el contrario es oscura, es indicativo de que debes beber más. En cualquier caso, este indicador no funciona bien para todos. Por eso y para estar bien seguros, se deben de tomar unos 300 ml de agua o de cualquier bebida isotónica por cada 20 minutos realizando deporte.

No olvides el protector solar

Si se hace ejercicio al aire libre lógicamente va a existir una exposición al sol directa y esto conlleva quemaduras solares. Con el paso del tiempo, estas quemaduras en la piel implican el riesgo de sufrir un envejecimiento prematuro en la misma y mayores probabilidades de sufrir un cáncer en esta zona del cuerpo. Por tanto, es imprescindible que te apliques un protector solar con un factor de 30 como mínimo y que lo vayas aplicando cada hora, incluso aunque sea a prueba de agua y sudor. Otra forma excelente de disminuir el impacto solar es hacer ejercicio usando una gorra.

Adiós a las horas más calurosas del día

Hay que evitar hacer deporte en el exterior en las horas más calurosas que son entre las 12 de la mañana y las 5 de la tarde. Para asegurarte una sesión deportiva segura y fresca, cambia la jornada a primera hora o a última hora.

Usa ropa transpirable y cómoda

Si el calor que estás expulsando mientras haces deporte se retiene, tu cuerpo se calentará aún más. Por este motivo es necesario que utilices prendas de ropa transpirables y fabricadas específicamente para practicar deporte.

Cuidado con la alimentación

Si vas a hacer ejercicio huye de una digestión pesada, ya que el esfuerzo que implica realizarla, especialmente cuando se consumen ciertos alimentos, te va a restar energía y además favorecerá que tu cuerpo se caliente mucho más. Elegir una comida que sea rica en nutrientes y de fácil digestión te facilitará el desarrollo de tus actividades deportivas.

Sobre todo, escucha a tu cuerpo

Si mientras estás entrenando sientes alguna de estas sensaciones, lo mejor es que pares, te sientes a la sombra y bebas algo.

  • Temperatura corporal de más de 40º
  • Mareos
  • Dificultades a la hora de respirar
  • Confusión
  • Latidos rápidos del corazón

Recuerda que un golpe de calor puede ser mortal y los deportistas están más expuestos a sufrirlos si realizan actividades al aire libre. Aunque si sigues los consejos dados vas a poder disfrutar del deporte incluso en verano sin peligro.