El cuidado del automóvil aumenta la seguridad

, , Leave a comment

conducir

Hay veces en las que se descuida el mantenimiento de un vehículo por la causa que sea. No es nada raro consultar a conductores sobre el tema y advertir que la mayoría piensa que esto solo afecta a la posibilidad de sufrir averías, cuando la realidad es que lo que se pone en juego es la seguridad tanto del conductor como de todos los que comparten la carretera con él. Descubre a continuación más sobre este tema.

Conducir seguro, conducir bien

Lo cierto es que todo el proceso de cuidado de un vehículo debe comenzar por la forma en la que se conduce. Está demostrado que mantener un coche en perfectas condiciones es mucho más fácil si no se realizan actividades inapropiadas con él.

Por ejemplo, los conductores pueden limitar la velocidad a la que circulan. Conducir sin sobrepasar los límites de velocidad impuestos en cada tipo de vía tiene dos ventajas. La primera, evidentemente, es que se puede reaccionar antes ante un imprevisto. Más desconocida es la segunda ventaja, y es que la velocidad moderada ayuda a conservar las piezas del motor, hace un gasto de combustible más bajo y, además, consigue preservar elementos como los frenos o la suspensión durante mucho más tiempo. Y cuando tengas que sustituirlos, aquí en Repuestosauto.es encontrarás la mejor relación calidad/precio.

Derrapar, frenar bruscamente o realizar cualquier tipo de acción de este tipo también debería contarse tanto como inseguridad como mal uso del coche, y es que el desgaste al que se somete a un vehículo realizando actividades de este tipo solo puede terminar en una visita anticipada al taller, algo que a nadie le parece la mejor situación posible.

Cómo influye el mantenimiento en la seguridad

Te ponemos un ejemplo que es mucho más común de lo que piensas y que se encuentra en los neumáticos de tu coche. Para muchos, el cambio de neumático solo responde a un pinchazo o a tener que pasar la ITV. Es decir, si no es fuerza mayor, los neumáticos no se cambian.

Esto influye tremendamente en la seguridad de un automóvil. Los neumáticos son los encargados de favorecer la tracción del coche en pistas mojadas o sucias y, además, tienen un papel decisivo en la distancia de frenado. Así, es necesario mantener siempre su dibujo en perfectas condiciones y cambiar las ruedas cada vez que sea necesario, algo que agradecerán todos los que se monten en nuestro coche y aquellos con los que compartimos vía todos los días.

Pero la cosa no acaba en los neumáticos. Como hemos dicho, los frenos pueden ser la segunda pieza en la que más falla el mantenimiento y nadie puede dudar de su importancia en la seguridad activa del coche, por lo que no tenemos ni que explicar la importancia que tiene disponer de un sistema de frenado revisado y siempre en perfectas condiciones.

Otros aspectos tampoco se valoran como se debiera y son fundamentales en la seguridad de un vehículo. El equilibrado de las ruedas, el estado de la amortiguación o la conservación de las piezas del sistema de distribución son elementos indispensables en la seguridad cuando conducimos y, por lo tanto, deben estar siempre en perfecto estado.

Ni que decir tiene que en muchas ocasiones los olvidados son partes menos vitales para conducir, pero que son elementos capaces de echar por tierra la seguridad de un vehículo. El estado de los faros, de las lunas o de los retrovisores debe ser siempre perfecto para no sufrir ningún percance en la carretera.

En definitiva, el mantenimiento de un coche puede resultar algo complejo, pero lo cierto es que realizarlo es la única forma de conducir de forma segura y, además, evitará esas averías que a todos nos aterrorizan por su elevado coste.

pinit fg en rect gray 20 - El cuidado del automóvil aumenta la seguridad
 

Leave a Reply

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.