Despierta tu poeta interior: te amo maldito espejo

, , 3 Comments

espejo1 - Despierta tu poeta interior: te amo maldito espejo

Foto tomada de aquí.

«Me llamaste invasora
mientras asaltabas mi territorio para arrasarlo
para despues invadir territorios vecinos y sobrinos.

Me tachaste de bocazas
mientras desvelabas mis secretos de alcoba
y paseabas mi intimidad desnuda por las plazas.

Me tildaste de teatrera
mientras lloraba mis sentimientos, los tuyos propios,
de los que te averguenzas y con los que no conectas.

Me colgaste todos los carteles posibles
mientras te mofabas, sin mirar dentro de mi,
sin saber que te retrataban, sin mirar dentro de ti.

Pero quien soy yo para hablar mal de ti
si hay parte de ti en mi
y toda parte de mi está en ti.

Sólo me queda
ser valiente
poque no hay banderas ni trincheras, ni bombas ni granadas
que puedan alejar mi amor por ti.

Itziar Azkona

Parece claro que para comunicarnos utilizamos el lenguaje y que este se compone de palabras cuyo significado creemos que compartimos. No obstante nos hemos olvidado de avanzar en este punto tan vital para nuestra convivencia. Hemos asumido que compartir palabras y significados dentro de un mismo idioma implica compartir interpretaciones y sentido para esas palabras.

Además, poco a poco, para construir nuestro mundo, a salvo de los demás, hemos utilizado la belleza de las palabras para generar etiquetas olvidando que son un instrumento muy efectivo para intercambiar información pero muy ineficiente como instrumento para describir realidades.

La mayoría de las personas, la mayoría de las veces, nos movemos con un saco al ombro lleno de etiquetas. Y según vamos caminando por la vida vamos sacando esas etiquetas y las vamos colgando allí donde nos conviene. «Idiota» va aquí, «Egoista» va allí. «Cobarde», ¡zas! «Loca», ¡pumba! «Mentirosa», ¡flis!, «Será vaga», ¡plof!…Es hora de hacernos conscientes que cada vez que colgamos una etiqueta de algo o de alguien, en el fondo lo que estamos haciendo es colgar una etiqueta de nosotros mismos en ese algo o en ese alguien.

Es muy ilustrativa esa metáfora que cuenta como cuando señalamos a alguien con el dedo índice diciendo: «eres insoportable», si miramos a los dedos meñique, anular y corazón, vemos que nos apuntan directamente a nosotros y que en realidad estamos diciendo: «Veo en ti la parte que no soporto de mi mismo», o «Veo que no te soportas que es como verme yo a mi que no me soporto». Sea cual sea el matiz, cada vez que etiqueto a alguien me estoy etiquetando a mi mismo.

El mundo es un espejo. El otro, en mis relaciones, es un espejo. Todo puede ser juzgar, criticar y chismorrear. O puede ser un juego de dos direcciones:

si alguien te acusa alguna vez de algo tu decides no tomartelo a título personal, decides ver que en realidad habla de sí mismo y te relajas, dejas que su etiqueta no se quede pegada en tu espalda

o bien, cada vez que tu acuses  a alguien te paras a pensar que parte de ti se está mostrando al mundo, que parte de tu sombra a la que ya no tienes miedo porque es parte de ti, la aceptas y la llevas como amor

La vida puede ser un proceso de crecimiento personal constante desde el juego y la diversión o puede ser un camino de enojo y de negatividad constante. No olvides que tú elijes. ¿Eres la bruja de Blancanieves que sólo quería ver una falsa ilusión en su espejito mágico o te atreves de verdad a mirar y esperar abiertamente a lo que te devuelva el espejo de la verdad?

Mirarnos en los demás y reconocernos, con sentido del humor y con compasión, es un principio de un proceso de amarnos y aceptarnos a nosotros mismos y, por tanto, de amar y aceptar a los demás. Es duro, nadie dijo que fuera fácil, pero los resultados son la recompensa. ¿Qué decides?

Escribe un poema y tu vida se hará poesía…
Itziar Azkona

Más artículos de El Rincón del Coaching aquí.
Más artículos de Despierta tu poeta interior aquí.

AUTORA: Itziar Azkona
Terapeuta y Coach de PNL y New Code por John Grinder
También soy maestra de mi pasado, artesana de mi presente y aprendiz de mi futuro, algo mago merlín, maestra de Reiki y  educadora para la Felicidad…
Web: http://www.coachingemodus.com/

firmaitzi2 500x189 - Despierta tu poeta interior: te amo maldito espejo

pinit fg en rect gray 20 - Despierta tu poeta interior: te amo maldito espejo

Posted in Arte Alternativo, El Rincón del Coaching. Tagged as ,

Author

Mi nombre es Itziar, al parecer, una contracción de Itxaso, que significa Mar en euskera y Arratza, estrella, "estrella de mar". Tengo la fortuna de ser una de las colaboradoras de este blog con Can-Men y Angel de la Guarda. Ellos son parte de mi familia, la otra, de la que no se nace, la que se encuentra uno en el camino de la vida, a veces tan importante como la de sangre. Me defino como un espíritu poderoso, amoroso y libre. Con cadenas, esas que no falten, esos miedos, lo de siempre... Un espíritu luchador, inconformista, trasgresor a veces. Un espíritu guerrero que se olvida, más de una vez, de invocar al sabio y muere en batallas innecesarias pero que no por eso deja de pelear por lo que cree justo. Un espíritu idealista, ni roja ni verde ni azul, ni de derechas, ni de izquierdas, sino de aquellos hombres y mujeres, pequeños grandes héroes que creen en la consciencia como germen de un nuevo mundo. Seres como Mario Benedetti, José Saramago, Herman Hessel o José Luis Sampedro, poetas de la vida, poetas de la evolución humana.Seres como Shakespeare que con una sola frase resumieron la tragedia humana que puede salvarnos "ser o no ser, esa es la cuestión". Ellos mi inspiran cada día para ser mejor y mejor. En una primera etapa de mi yo, he vivido la vida de los demás, he sido muy Perséfone, todo estaba bien empleado si el fin era complacer al otro. Y en esta fase, por supuesto, al satisfacer al otro hay que satisfacer a la sociedad y a la cultura en la que me educaron. De viaje en viaje recorrí medio mundo, hasta que de pronto me topé conmigo misma, una niña atrapada, con la nariz pegada a la ventana, observando el mundo desde el cristal. Fue entonces cuando empecé el verdadero viaje, el que realmente merece la pena, el viaje hacia mi interior, el viaje del alma. De este viaje, nació mi vocación de Coach. Hice de mi transformación interior mi principal objetivo de vida y la magia llegó sola. Ahora soy alquimista, un mago merlín que se dedica a facilitar la transformación en los demás. Yo también conté con ayuda. Gracias a mis maestros soy lo que soy y estoy donde estoy. A ellos dedico mi obra, la escultura de mi misma. Desde el blog, desde el rincon del coaching, a través de los cuentos, relatos y la poesía os invito a disfrutar de esta aventura que tantos y tantos héroes de la historia se atrevieron a vivir antes que nosotros.

 

3 Responses

Leave a Reply

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.