Persiana veneciana vs persiana alicantina: dónde colocar cada una de ellas

, , Comentarios desactivados en Persiana veneciana vs persiana alicantina: dónde colocar cada una de ellas

Escoger un tipo de persiana para decorar nuestras ventanas y que permitan regular la luz que entra en el interior no es nada fácil. La tipología de persianas en el mercado es muy amplia, pero aquí vamos a centrarnos en especialmente dos de ellas: las persianas venecianas y las persianas alicantinas. Aquí vamos a contar en qué consiste cada una y dónde es mejor colocarlas en el hogar.

¿Qué son las persianas alicantinas?

Las persianas alicantinas son tendencia en los últimos años y no solo para usarse en el hogar, sino también en oficinas y comercios, gracias a su facilidad de montaje y por su precio económico.

El mecanismo está basado en enrollar y desenrollar las lamas según la necesidad. Podemos encontrarlas en un modelo fabricado en madera y con estilo rústico, hasta una más moderna con materiales como el aluminio o el PVC. Estas últimas estarían más destinadas a un entorno de trabajo.

Son ideales para regular la luz del sol, ya que proyectan fácilmente sombra, así como dejar pasar el aire, repeler la lluvia y soportar las inclemencias del tiempo. Además, su estética encaja bien en todo tipo de decoraciones y en una gran variedad de espacios.

¿Dónde instalar las persianas alicantinas?

El tipo de instalación variará en función del tipo de ventana. Cabe señalar que son fácilmente personalizables y se pueden escoger modelos a medida.

Una primera opción es empotrarlas en el hueco de la ventana o cubrir las ventanas por completo. Es la más habitual para puertas y ventanas. Para conseguirlo, hay que medir el ancho por tres sitios para evitar cualquier desnivel. De todas las medidas, se escogerá la más estrecha y se le sumará 2 cm. 

En cuanto a la altura, hay que restarle 2 cm para que haya espacio en los puntos de colgadura y no roce la persiana en la parte inferior. Los cáncamos se tienen que instalar entre 7 a 10 cm en la parte superior de la ventana.

En segundo lugar, podemos cubrir un lugar que no tenga puerta o ventana. Lo primero es medir el ancho y habrá que sumarle 10 cm (5 cm por cada lado). En cuanto a la altura, hay que sumarle 25 cm para que, cuando se suba, quede bien ajustada.

¿Qué nos ofrecen las persianas venecianas?

Las persianas venecianas son cortinas que proporcionan muchas ventajas; entre ellas su fácil adaptación a cualquier entorno y que pueda regular la luz que entra en el interior. También proporciona un buen aislamiento en función de su posición. Dispone de una cara cóncava mirando hacia dentro para el invierno, mientras que en el verano la cara cóncava debe mirar hacia fuera (debido al aire caliente que sube hacia arriba).

Las podemos encontrar en aluminio o PVC y con lamas de 25 a 50 cm para decoraciones más rústicas, así como modelos de imitación a madera y con un precio más reducido y un acabado lacado. 

¿Dónde instalar una persiana veneciana?

Podemos instalarlas en el techo, pared o hueco de la ventana. No requiere de grandes soportes porque son ligeras y tienen un sistema de instalación similar al de las persianas alicantinas. Para instalarlas, se puede hacer en la pared con un separador de 7 cm en el caso de salvar algún obstáculo y que la persiana no quede más separada del cristal. 

En el caso de instalar en la puerta, se han de seguir las mismas indicaciones y, en el marco de la ventana, las persianas pueden ser guiadas o no con cable. 

Los modelos con cable están indicados para modelos de ventanas oscilobatientes.

De igual modo, este tipo de persiana están recomendadas para todo tipo de viviendas, desde una casa rústica a la que poder instalar unas persianas venecianas fabricadas en madera o imitación a ésta, así como en un piso con un estilo más moderno.

¿Qué tipo de persiana es mejor?

Como hemos podido ver, ambos tipos de persianas tienen lugares y entornos de instalación muy parecidos, por lo que escoger una u otra dependerá más del estilo que nos guste y no tanto en cómo es su instalación y dónde se pueden colocar.

La realidad es que las persianas alicantinas proporcionan un mejor acabado en decoraciones con madera natural y tienen más ventajas en cuanto a durabilidad, por lo que se pueden poner en todo tipo de espacios sin problema alguno. Mientras que las persianas venecianas se pueden colocar en estilos quizá más actuales.

En definitiva, la mejor opción será siempre aquella que se adapte a los gustos del usuario y a las necesidades del hogar. Después de todo, la funcionalidad de ambas es semejante, la diferencia reside en el diseño y el mecanismo de cada una.