Cómo afectan las emociones a nuestro tipo de piel

, , 9 Comments

“Todo lo visible es solo la expresión de lo invisible”

“Nuestro cuerpo es un SABIO LABORATORIO QUÍMICO que está en continua alerta para mantener nuestro equilibrio a todos los niveles. Y claro está, que funciona como una cadena donde todos sus eslabones están firmemente unidos. Cuando alguno se suelta, todos los demás sufren las consecuencias”

“Es decir, que cada órgano, está relacionado con otros órganos aliados y que cada uno responde a una emoción y esa emoción, desencadena una serie de alteraciones internas que se manifiestan en la parte externa como la piel y la apariencia general”

“Os diré que la tristeza ataca al Pulmón y que tiene relación directa con la vitalidad y defensa de la piel, la apertura o cierre de los poros, la transpiración y oxigenación y con el color blanquecino”
María Castejón

Preocupación, ira, alegría, tristeza, miedos, … ¿Acaso creemos que todos estos estados no afectan a nuestra salud interna y externa? María Castejón, experta en salud natural, escritora y propietaria del Camino Turismo Rural*, nos explica cómo afectan las emociones a nuestro tipo de piel y la clave de la piel más bonita del mundo…


A lo largo de nuestra vida, nuestra piel experimenta cambios importantes que si nos paramos a recordar, casi siempre coinciden con etapas de revolución interna de nuestra vida.

Lo más probable es que lo achaquemos a la edad, a la herencia, o la alimentación y aunque también tiene sus incidencias, las emociones juegan un papel fundamental.

Nuestra mayor barrera de protección es “la piel”. Receptora de estímulos y respuestas, humidificación, oxigenación, excretora de tóxicos, termorreguladora… y la maravillosa función del tacto, sensibilidad, sensualidad, sexualidad, suavidad y un largo… de funciones, como por ejemplo los puntos reflejos desde donde se puede actuar para aliviar síntomas de muchos trastornos.

A veces esta hermosa barrera, se queda desprotegida y no tenemos ni idea de lo que está pasando.

Nuestro cuerpo es un sabio laboratorio químico que está en continua alerta para mantener nuestro equilibrio a todos los niveles. Y claro está, que funciona como una cadena donde todos sus eslabones están firmemente unidos. Cuando alguno se suelta, todos los demás sufren las consecuencias.

Un pequeñísimo ejemplo: En la Medicina Tradicional China, el exceso de pensamientos y PREOCUPACIÓN disminuyen la energía de Bazo-Estómago, con ello, no solo vamos a tener digestiones lentas, mala distribución y asimilación de los alimentos, peristaltismo intestinal lento, con gases y alteraciones en las deposiciones, almacenamiento de tóxicos en la sangre, sino que a la vez, se generan mas y mas pensamientos repetitivos. En este caso, la piel pierde firmeza y se vuelve más amarilla y fofa.

En el tema de la RABIA, la impotencia, la ira… sufre las consecuencias el Hígado, este se comprime, acumulando la bilis, y alterando muchas de sus funciones aliadas del estómago, páncreas, y corazón. Entonces, sufren las consecuencias los músculos, que dependiendo del desequilibrio energético van a ser hipertónicos con contracturas y calambres, o hipotónicos. En este caso, puede haber problemas en los ojos como rojeces, conjuntivitis, tics… mientras que la piel puede adquirir un tono verdoso y unos poros más grasientos y abiertos, acné, alergias diversas, con picor…

Es decir, que cada órgano, está relacionado con otros órganos aliados y que cada uno responde a una emoción y esa emoción, desencadena una serie de alteraciones internas que se manifiestan en la parte externa como la piel y la apariencia general.

Por no extenderme mucho, os diré que la TRISTEZA ataca al Pulmón y que tiene relación directa con la vitalidad y defensa de la piel, la apertura o cierre de los poros, la transpiración y oxigenación y con el color blanquecino.

Que el LLANTO Y LA ALEGRÍA DESBORDADA, tiene incidencias sobre el Corazón, y este se representa en los vasos sanguíneos y circulación de la sangre y que la piel, puede ser roja o muy pálida, además de con brillo o mate.

Que el MIEDO o el terror, tiene su conexión con Riñón. Esta es una de las peores emociones, ya que el miedo paraliza, hace descender la energía y descienden las defensas y su relación directa son los huesos, ocasionando problemas en ellos. A nivel de piel, se produce sequedad, piel muy fina y sensible y ligeramente negra u oscura.

A la piel, le damos poca importancia, nos ponemos tejidos sintéticos, ajustados. La agredimos con geles y cremas elaboradas con bases sintéticas de hidrocarburos del petróleo. Perfumadas con aromas de síntesis y un montón de aditivos químicos que harán posible su almacenamiento durante años a cualquier temperatura, manteniéndose en perfecto estado sin que se alteren su color ni su consistencia.

La acción de estos componentes, también juegan un papel importante en el deterioro de la piel, alterando su secreción rica en lípidos e hidrófilos, con lo cual, disminuye su manto ácido, quedando más permeable y expuesta a la penetración de bacterias y microbios, a la vez que la producción de muchas sustancias que equilibran y reconstituyen.

Resumiendo, nuestro bienestar, alegría, serenidad, equilibrio emocional, positividad, agradecimiento a la vida, eliminación de las quejas, hacer el amor de vez en cuando, disfrutar, respirar aire puro de vez en cuando por lo menos, hacer algún ejercicio, comer sanito, dormir bien y comerse el coco lo menos posible. Es decir, VIVE A FAVOR DE TU FELICIDAD y tendrás la piel mas bonita del mundo.

María Castejón
Naturópata, acupuntora y aromaterapeuta
El Camino Turismo Rural y blog

*En El Blog Alternativo: Entrevista sobre El Camino, spa y turismo rural en Ávila

FOTO: Corbis

En El Blog Alternativo: Otros artículos de María Castejón
En El Blog Alternativo: Artículos sobre emociones y cosmética natural

 
Publicidad
 

9 Comentarios

  1. 1 - Lucía

    8 febrero 2011 19:07

    Estoy plenamente de acuerdo, la piel es el reflejo de lo que somos y nuestro cuerpo responde a todos nuestros problemas o alegrías mostrándose tal cual. Muy bueno, gracias por el artículo.
    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado