5 trucos para estar frescos en verano… y sin aire acondicionado

, , Leave a comment

La cuenta atrás ha comenzado. Los días se alargan, el calor empieza a acechar por las esquinas, y nuestras ganas de encender el aire acondicionado aumentan considerablemente.

Si no te toca pillar las vacaciones hasta dentro de muchas semanas, pasar los días en casa cuando el sol aprieta fuera es todo un calvario. Tememos la subida de las temperaturas al pasar el verano en la ciudad, pues la casa se convertirá en todo un horno.

Quizás te interese saber que existen varias formas de combatir el calor sin que se dispare la factura de la luz. ¿Cómo? Apunta estos sencillos consejos para mantener el calor a raya sin usar aire acondicionado y estar frescos en casa. Gestos útiles y muy fáciles con los que creerán que has hecho magia.

1. El truco está en jugar con las persianas y las cortinas

Si, si, como lo oyes. Seguro que no sabías que casi el 30% del calor que pasamos dentro de casa en verano procede de las ventanas. Pues sí. Así que como solución lo único que podemos decirte es que estemos pendientes de las persianas, en bajarlas cuando el sol esté en lo más alto.

Además, hazte con unas buenas cortinas o estores de calidad para que bajen otros cuantos de grados más sin quitar la luminosidad de la estancia. Pregunta en tiendas especializadas y gracias a este sencillo truco bajarás la temperatura de casa al menos un 5%.

frescos en verano - salón

2. Regula tu temperatura corporal

Otro tip imprescindible para pasar los largos días de verano sin usar ventilador es hacer que tu cuerpo esté a una temperatura más fría para así pasar menos calor.

Eso se consigue gracias al consumo de bebidas frías o con la aplicación de paños frescos en zonas como el cuello o las muñecas donde el pulso se nota más y así bajar la temperatura interior nuestra. Une a esto el uso de prendas con textiles ligeros y que dejen transpirar.

frescos en verano - frigorífico

3. Haz un uso correcto de los electrodomésticos

Con esto nos venimos a referir a que, cuando no los uses, los apagues. No solo por el ahorro que supone en las facturas de la luz, sino porque en sí mismos, los electrodomésticos son una fuente de calor en casa.

Por ejemplo, el televisor, el ordenador o la lavadora son claros ejemplos que debemos evitar tener encendidos en las horas de más temperatura como puede ser el medio día. Mejor úsalos a primera hora del día o a última.

frescos en verano - escritorio

4. Cambia los textiles del hogar

Esto no es más que poner sábanas más ligeras de algodón o de lino, guardar todas las mantas en el armario y, si podemos, apostar por un tipo de almohada que irradie el menor calor posible.

Actualmente existen las que están fabricadas con trigo sarraceno que nos ayudarán a pasar menos calor cuando estamos durmiendo.

frescos en verano - dormitorio

5. Utiliza ventiladores de techo

Al contrario que los aparatos de aire acondicionado, los ventiladores de techo producen aire más natural pues mueve el aire que ya existe en la habitación.

Además, también son menos perjudiciales para nuestra salud, por que inciden menos en el cuerpo humano y los podemos dejar encendidos toda la noche sin amanecer con un catarro descomunal.

frescos en verano - ventilador de techo

Fuente: habitissimo

 

pinit fg en rect gray 20 - 5 trucos para estar frescos en verano... y sin aire acondicionado
 
Publicidad
 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado